miércoles, 11 de diciembre de 2019 07:37
Sociedad

Dos hermanos estrangulan a sus hijos para ocultar su relación de incesto

|

Dos hermanos estrangulan a sus hijos para ocultar su relaciu00f3n de incesto



Dos hermanos, que mantenían una relación incestuosa, fueron declarados culpables de la muerte de dos de sus hijos y de intentar matar a los otros cuatro. 


Sarah Barrass, de 35 años, y su medio hermano, Brandon Machin, de 39, estrangularon a Tristan y Blake, de 13 y 14, en Sheffield en mayo de 2019. Ambos fueron condenados a una pena mínima de 35 años, según el periódico 'The Guardian'.


Según la 'BBC', los dos hermanos, que reconocieron la responsabilidad de la muerte de los dos niños,mantenían una relación de incesto desde había varios años. Temiendo que fueran descubiertos por las autoridades, que podrían quitarles la custodia, elaboraron un plan para matarlos.


El 23 de mayo, antes de asesinar a Tristán y Blake, la mujer trató de envenenar a los cuatro niños mayores dándoles medicamentos que uno de ellos tomaba. "Ninguno de ellos quería tomar las píldoras, pero se vieron obligados a hacerlo. Los acusados esperaban que las drogas los mataran de la noche a la mañana", explicó Kama Melly QC, el fiscal responsable del caso.


Cuando la mujer se dio cuenta de que el plan original de envenenarlos había fracasado, comenzó a buscar en Internet nuevas estrategias para matar a sus hijos, como ahogarlos o estrangularlos.


La mujer se puso en contacto con su hermano explicándole que los niños no habían muerto. Fue entonces cuando estrangularon a los dos niños y le pusieron bolsas de basura en la cabeza "para asegurarse de que estaban realmente muertos". Los dos fueron encontrados enterrados juntos en el mismo ataúd.


Tristan y Balke fueron encontrados enterrados juntos en el mismo ataud



Después de haber asesinado a los dos niños, los hermanos intentaron ahogar a los otros cuatro en el baño, dos de ellos menores de 13 años. Al no conseguir cumplir el plan, la mujer encerró a sus hijos en su habitación y llamó a la policía.


Cuando los agentes llegaron a la casa, encontraron a la mujer atrincherada en la habitación con sus cuatro hijos. "Ella mintió a los oficiales y les dijo que los otros dos niños estaban en la casa de los vecinos", explicó el fiscal, citado por 'The Guardian'. Unos de los muchachos desmitió el relato de la madre y dijo a la policía que sus dos hermanos estaban muertos.


HABÍA PEDIDO AYUDA ANTES


La mujer ya habría pedido a las autoridades locales que la ayudaran con la educación de los niños, pero siempre fue reacia a entregar a sus hijos a cualquier institución. Según el abogado defensor de Sarah, que considera que los crímenes son "diabólicos", la mujer estaba "profundamente afectada por su infancia".


La mujer ahora convicta creció en una casa donde fue víctima de negligencia física y emocional. También fue víctima de abuso sexual y luego enviada a un hogar de acogida.


Los vecinos, aún recuperándose de la conmoción por este crimen, siempre han considerado a Sarah como una mujer responsable que cuidaba de sus seis hijos con el apoyo de su hermano. Según 'The Mirror', Brandon no sólo es el hermano de Sarah, sino también el padre de sus seis hijos.

COMENTAR



Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil