lunes, 27 de enero de 2020 04:44
Internacional

​El terror mata menos, pero está más cerca de nosotros

|

u00efndice Global del Terrorismo 2019


El número de víctimas mortales disminuye por cuarto año consecutivo. Sin embargo, los países afectados por el terrorismo son ahora 71, la cifra más alta de este siglo.


El terrorismo mata menos, pero su sombra dañina está más extendida. El número de víctimas mortales ha disminuido por cuarto año consecutivo, pero los países que han sucumbido al terror son ahora 71, el récord más alto de este siglo. Por otra parte, el grupo extremista del Estado Islámico (IS) ya no es el más letal, lo que deja el mal aconsejado estatus de los talibanes que operan en Afganistán. Los hallazgos provienen del Índice Global de Terrorismo 2019 preparado por el Instituto de Economía y Paz de Australia, con sede en Sydney.


La disminución en el número de ataques y muertes está esencialmente ligada a las derrotas infligidas a IS en Irak y Siria, y también al islamista al-Shabab en Somalia.


En 2018, el año siguiente a la batalla de Mosul, la "capital" del Estado islámico tras las conquistas de 2014, Irak no fue, por primera vez desde la invasión estadounidense de 2003, el país más gravemente afectado por el terrorismo.


La tremenda ironía de la "guerra mundial contra el terrorismo" decretada por Washington sobre la resaca de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos es que Afganistán -en aquel momento la base de Al Qaeda, promotora de esos atentados- se convirtió, 18 años después, en el país más martirizado por el terrorismo.


En Europa, el número de muertes a manos de la deriva terrorista ha disminuido por segundo año consecutivo, de más de 200 en 2017 a 62 el año pasado, cuando sólo dos atentados causaron la muerte de cinco o más personas. Steve Killelea, presidente ejecutivo del instituto: "El colapso del SI en Siria e Irak fue uno de los factores que llevó a Europa Occidental a registrar el menor número de incidentes desde 2012, sin que se atribuyeran muertes al grupo en 2018. Sin embargo, la situación sigue siendo inestable, con grandes zonas de Siria en disputa y muchos grupos más pequeños que simpatizan con la filosofía de la IS siguen activos, lo que aún mantiene viva la posibilidad de nuevos ataques islámicos en territorio europeo.


LOS TALIBANES, LOS MÁS VIOLENTOS


Por primera vez en seis años, IS no es la entidad más mortal del terrorismo global. A pesar de operar principalmente en Afganistán, los talibanes se han convertido en el grupo más violento del planeta, y se han cobrado más de un tercio de las víctimas del terrorismo en todo el mundo (6.103), lo que representa un aumento del 71% con respecto a 2017.


En el caso del Estado islámico, las muertes se redujeron en un 69% (hasta 1328) y el número de ataques se redujo en un 63%. Los datos reflejan el debilitamiento de las actividades del grupo, consecuencia directa de la acción de la coalición internacional liderada por Estados Unidos. El estudio estima que actualmente hay 18 militantes del SI en Irak y Siria. Hace cinco años, había unos 70 mil.


A pesar de la disminución del número de atentados que se ha producido en los últimos cuatro años, el Índice Global de Terrorismo confirma una prueba: el fracaso de la política antiterrorista puesta en marcha por Estados Unidos después del 11 de septiembre.


La militarización de la lucha antiterrorista -antes un dominio reservado a los servicios de inteligencia y a la acción secreta- con la ocupación de Afganistán y luego la invasión y ocupación de Irak, ofreció a los movimientos yihadistas escenarios de guerra en los que pudieron reclutar combatientes en cantidades mucho más generosas que las aspiraciones iniciales de los extremistas.


EXTREMA DERECHA


Por tercer año consecutivo se ha producido un aumento del terrorismo de extrema derecha en Europa Occidental, América del Norte y Oceanía, con un aumento del 52% en el número de muertes el año pasado. La tendencia continuó este año, con 77 muertes a finales de septiembre.


Mujeres en ascenso


También ha habido un aumento de la participación femenina en actos terroristas, aunque todavía representa una pequeña proporción de los ataques. La tendencia se ha intensificado en los últimos cinco años y el número de atentados suicidas femeninos ha aumentado en un 450% entre 2013 y 2018.

COMENTAR



Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil