miércoles, 5 de agosto de 2020 21:03
Politica

Mariano Rajoy: " En mi libro, no hay chismes, ni cotilleos pero sí muchas reflexiones políticas"

|

 En una entrevista concedida este domingo a ABC, Mariano Rajoy, habla de su necesidad de ser útil y contar su versión de los hechos, de momentos que él considera fueron históricos para España en su libro, tras transcurrir un año y medio desde que dejó de ser presidente del Gobierno.


L'ex-president del Govern Mariano Rajoy en la Convenció Nacional del PP


Mariano Rajoy en su intervención en el Fórum de la Toja de este verano.


Rajoy ha apelado a la responsabilidad que siente "de contar lo que yo he vivido en unos momentos que pienso fueron muy importantes para España y de trasladarle mis razones a quien tenga a bien acercarse a este libro".  El expresidente cree que "mis experiencias puedan serle útiles a quien quiera leer el libro en el futuro y hablo ahí de la necesidad de controlar el gasto público, de hacer reformas, de ser prudente, de atenerse a la realidad, en fin, algunas cosas que creo que pueden tener su interés.  Y por último, como hay mucha gente escribiendo sobre lo que sucedió y no me convencen en exceso sus versiones, me parece razonable que yo dé la mía para que así la gente pueda contrastar y hacerse una idea más ajustada a la realidad de lo que sucedió realmente".


El ex líder del PP tiene claras sus ideas y se sincera diciendo que no lo cuenta todo y en ese sentido dice "¿decir todo lo que sucedió de verdad? No. Pero lo esencial, sí. Lo que no hay es chismes, ni cotilleos, ni tampoco críticas personales. Las hay políticas, pero no hay venganza alguna. Básicamente, hay reflexión política. Se puede decir que uno de los objetivos de este libro es responder a preguntas que mucha gente se hacía y que a lo mejor no tenían claro. Quiero que el lector, los españoles en definitiva, conozcan de primera mano la razón por la que tomamos determinadas decisiones económicas, por qué actué como lo hice en la moción de censura o cuando se aplicó el artículo 155 en Cataluña".


Rajoy cree que dada la actual situación política "el PP tiene la obligación de plantear una alternativa de cara al futuro, y a eso es a lo que se está dedicando Pablo Casado"  y no quiere dejar lugar a dudas "mi relación con la dirección del partido es buena y tenga usted la total y absoluta certeza de que lo seguirá siendo siempre".


El expresidente del Gobierno Mariano Rajoy durante un paseo por Pontevedra en la campaña de las generales del 10N


Mariano Rajoy recibido a su llegada a un acto electoral.


El ex presidente se autodefine como "moderado"  y en ese sentido afirma "los españoles son en su mayoría personas moderadas, tolerantes, centradas, que quieren que se atiendan sus problemas y que huyen del extremismo y del radicalismo. Considero que hay sitio para los moderados, que son la mayoría, y a esos son a los que nos hemos dirigido nosotros". 


Y en clara alusión a Pedro Sánchez dice en la entrevista que "hay un señor que ha ganado las elecciones y está buscando como socios a la extrema izquierda y a los independentistas. Yo, que había ganado las elecciones en 2015, en 2016, busqué otros socios, al propio PSOE y a Ciudadanos, lo que no fue posible, porque quería un gobierno moderado, centrado y que prestara atención a los problemas de los españoles. Un gobierno estable".


En cuanto al acuerdo con ERC, Rajoy es claro "Para una persona que ha sido catorce años presidente de un partido que pretendía aglutinar a la moderación española, y que lo consiguió, no le puede parecer bien un gobierno con Esquerra, Podemos y el PSOE. Me parece que es negativo para los intereses generales de los españoles. Una mala noticia para España".


Rajoy no duda en cuanto a la aplicación del 155 y para él "lo más importante de la aplicación del artículo 155 es que ahora todos los españoles sabemos qué consecuencias tiene ese artículo. También sabemos que España es una nación que se puede defender cuando se le ataca. Con la ley en la mano, podemos defender nuestra democracia y la soberanía nacional. Ahora ya lo sabemos nosotros y lo tienen muy presente los independentistas. Eso es lo más importante".


Y frente al secesionismo, el expresidente del gobierno cree que "lo más importante es que en España la ley se cumple y la soberanía nacional se respeta. Eso no es negociable y conviene que lo sepan todos los españoles, los que piensan de una forma y de otra". Por ello cree que "es una prioridad absoluta que los grandes partidos nacionales, sobre todo el PSOE y el PP, mantengan un acuerdo en este tema".


Un consenso que  para él "se rompió con el Estatuto catalán. Un gravísimo error, que espero que no vuelva a repetirse nunca". 


Preguntado por el PNV que contribuyó a la moción de censura que lo apartó de la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy ha afirmado "no me sorprendió demasiado. Lo realmente increíble, y esto lo tendrán que explicar ellos, es aprobar un presupuesto y a los tres días aprobar una moción de censura contra el gobierno cuyo presupuesto se ha aprobado". 



Nota Pp. Casado Y Rajoy Mantienen Una Reunión En La Sede Nacional Del Partido Popular (Vídeo Y Fotografías)


Rajoy reunido con Pablo Casado.


Rajoy cree que "en el PNV hubo una disputa interna en la que me consta que había algunas personas, las que yo trataba más personalmente, que estaban en contra de esa moción de censura.  Y el PNV tendrá que explicar cuál ha sido su aportación a la gobernabilidad, porque nosotros en esa legislatura habíamos aprobado dos presupuestos y los que nos sucedieron, del PSOE, durante año y medio fueron incapaces de aprobar nada, ni una sola reforma, ni un solo presupuesto. Y encima tuvieron que disolver la Cámara para llegar a esta pintoresca situación en la que estamos". 


Por eso cree sinceramente, "que al PNV le faltó personalidad. Allí, en el País Vasco, estaban en contra de mi gobierno los socialistas vascos, Podemos, Bildu y los sindicatos vascos. El PNV pensó que alguien podría interpretar que iban a ser los únicos que estuvieran a favor de mantener un gobierno del PP".


Rajoy cree que su "dimisión hubiera sido un disparate. Hiciero yo lo que hiciera, daba igual. Lo que Sánchez llegó a transmitirle a la opinión pública era que si yo dimitía, él retiraba la moción de censura".  Aunque él cree que Sánchez jugaba al despiste "y es que eso era mucho mejor para él, porque para ganar la moción de censura necesitaba la mayoría absoluta, mientras que en un nuevo proceso de investidura le bastaba la simple".


Mariano Rajoy: "Al final, todo esto fue una cuestión de aritmética: yo tenía 180 votos en contra cuando fui elegido presidente, que es más de la mitad de la Cámara. Lo que ocurrió es que entonces el PSOE se abstuvo aduciendo que no quería pactar con independentistas. Lo que sucedió fue un cambio de criterio al regresar Sánchez al frente del PSOE".


Para el ex presidente del PP "había otro argumento a mayores: si yo hubiese dimitido, quedaría como un baldón sobre el PP el hecho de que tuvo que dejar el gobierno por una cuestión de corrupción cuando, como todo el mundo sabe, en la sentencia que sirvió de excusa a la moción no se había condenado ni al PP ni a ningún miembro de su gobierno. Es más, ni se le condenaba, ni se le investigaba y ni siquiera estaba enjuiciado, como bien dijo el voto particular".  Para Rajoy "esas fueron las razones que aconsejaban hacer lo que hicimos. Y, desde luego, tenga la total certeza de que volvería a hacerlo".


Rajoy desaconseja realizar un cambio en el modelo territorial en estos momentos: "Yo no lo aconsejaría. Hace no muchas fechas el CIS publicó una encuesta sobre cómo veían los españoles el Estado de las Autonomías. Más de un 40% decía que había que mantenerlo como está; aproximadamente un 15% decía que habría que suprimirlo o reducir a la baja las competencias de las autonomías; y un 12 era más partidario de que hubiera más competencias para ellas. Es decir, la gran mayoría de los españoles piensa como yo. El modelo ha funcionado razonablemente con sus dificultades. El problema no es el modelo, el problema es la deslealtad de algunos partidos. Es que hay gente que lo que está planteando es irse de España. Creo que con las constituciones no se debe jugar y que hay que ser muy prudentes y tener muy claro hacia dónde se va cuando se inicia un proceso de reforma".



El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, y el expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en un mitin con los candidatos a las Cortes,  María Ramallo y Javier Guerra.


El expresidente Rajoy en un acto electoral.


Preguntado sobre la sentencia de los ERE en Andalucía, Rajoy tira de retranca gallega en la entrevista y simplemente afirma que "Yo lo que creo es que en España han sobrado inquisidores".


Sobre el Rey émerito Don Juan Carlos, Rajoy afirma que "ya me había adelantado en algún momento sus reflexiones; por lo tanto, no me sorprendió cuando me anunció su decisión definitiva. Lo hizo después de los funerales por Adolfo Suárez. Lo que sí sentí en aquel momento fue una enorme simpatía hacia la persona, gratitud por su entrega a España y la certeza de estar viviendo un momento histórico como muy pocos". 

relacionada Rajoy ve injusto que el PP solo tenga dos puestos en la Mesa del Congreso y Podemos tres: "Hay alguien que no suma bien"

COMENTAR

Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil