viernes, 3 de julio de 2020 18:24
Sociedad

​Tienen entre 11 y 13 años y envían cada vez más selfies sexuales

|

Niño


La alerta proviene de la Internet Watch Foundation (IWF): el ochenta por ciento de los anuncios sexuales que se encuentran en las redes son imágenes de abuso sexual infantil y de niñas de entre 11 y 13 años. Las niñas son las principales víctimas de una estafa que las lleva a enviar imágenes íntimas capturadas por sus propias webcams.


La organización encontró 37.000 imágenes de este tipo, de las cuales unas 30.000 eran de adolescentes, describe la 'BBC'.


Susie Hargreaves, directora de la Internet Watch Foundation, dice que el número de casos está creciendo a un ritmo alarmante.


Hargreaves se dio cuenta de que las imágenes y las películas se capturaban normalmente en entornos domésticos. Había niños mirando a la cámara y obedeciendo peticiones - alguien les decía cómo debían comportarse-.


Según la IWF, de todas las páginas de Internet que muestran imágenes de abuso sexual infantil, un tercio consiste en imágenes hechas por las propias niñas en sus hogares.


"Se trata de imágenes y vídeos de niñas que han sido coaccionadas e inducidas a presentarse sexualmente a través de una cámara web, y esto se está convirtiendo en una crisis nacional", dice, refiriéndose al Reino Unido, donde opera la fundación.


Las víctimas son cada vez más jóvenes, ya que los niños también empiezan a tener acceso más temprano a una cámara web, que a menudo se encuentra en su propia habitación.


"SE SIENTEN HALAGADOS. SE LES DICE QUE SON HERMOSOS"


"A esas edades, son increíblemente vulnerables", advierte Hargreaves. "Todavía se están desarrollando físicamente y no tienen la madurez emocional para entender lo que está pasando. "Se sienten halagados, se les dice que son hermosos. Normalmente piensan que tienen una relación con alguien", explica.


Una víctima dijo a la BBC que fue invitada a enviar una foto en topless por Internet a alguien que dijo ser un agente de modelos.


La víctima, que en ese momento tenía 13 años, dijo que después de enviar la foto, el comportamiento de la "mujer" cambió. Se vio obligada a enviar más fotos y a decir dónde vivía, bajo la amenaza de que la primera imagen se imprimiera y se difundiera en lugares cercanos a su escuela.


Un hombre incluso fue a su casa, donde la asaltó sexualmente en su habitación y tomó aún más fotos.


"En ese momento no me di cuenta, pero el agresor que vino a mi casa era la misma persona con la que estaba hablando por Internet", dijo el adolescente. El mismo hombre también la amenazó, diciéndole que si no hacía lo que él quería, expondría públicamente todas las imágenes y videos de la víctima.


Tink Palmer, de la Fundación Marie Collins, que trabaja con la IWF, corrobora la percepción de la fundación: el contenido sexual que involucra a niños está aumentando en la web.


"Todos los usuarios de Internet tienen que entender que están infringiendo la ley cuando ven este material, independientemente de quién lo haya publicado o compartido", advirtió.

COMENTAR

Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil