sábado, 29 de febrero de 2020 07:24
Internacional

​Dos mil multimillonarios tienen más riqueza que el 60% de la población mundial

|

Millonario


Los 2.153 multimillonarios del mundo tenían más riqueza en 2019 que 4.600 millones de personas, el 60 por ciento de la población mundial, advierte Oxfam, que añade que la desigualdad económica y de género está fuera de control.


Esta información está contenida en el informe 'Tiempo para el cuidado. El trabajo de cuidados y la crisis global de desigualdad', que Oxfam lanza el 20 de enero, en vísperas del Foro Económico Mundial de Davos (Suiza), que se celebra entre el 21 y el 24.


Según el documento de la organización no gubernamental, la gran brecha entre ricos y pobres se basa en un sistema económico sexista y fracasado, que valora la riqueza de un grupo de pocos privilegiados, en su mayoría hombres, más de varios millones de horas dedicadas al trabajo más esencial: el de cuidador no remunerado o mal remunerado, cuidado proporcionado principalmente por mujeres y niñas en todo el mundo.


Según el informe, la desigualdad mundial se encuentra en niveles récord y el número de multimillonarios se ha duplicado en la última década.


Los 22 hombres más ricos del mundo tienen más riqueza que todas las mujeres que viven en África. El uno por ciento de los más ricos del mundo posee más del doble de la riqueza de 6.900 millones de personas.


Las nuevas estimaciones del Banco Mundial revelan que casi la mitad de la población mundial sobrevive con menos de 5,50 dólares (4,9 euros) al día y que la tasa de reducción de la pobreza se ha reducido a la mitad desde 2013.


LAS ENFERMERAS, LAS TRABAJADORAS DOMÉSTICAS Y LOS CUIDADORES SUELEN ESTAR MAL PAGADOS


Las tareas cotidianas de cuidar de los demás, cocinar, limpiar, ir a buscar agua y leña son esenciales para el bienestar de las sociedades, las comunidades y el funcionamiento de la economía. La pesada y desigual responsabilidad de este trabajo de cuidado perpetúa las desigualdades de género y económicas, escriben los autores del informe.


Las mujeres también son mayoría en la fuerza de trabajo remunerada en el trabajo de cuidado, agregan. Las enfermeras, las trabajadoras domésticas y los cuidadores suelen estar mal pagados, tienen pocas prestaciones y trabajan en horarios irregulares, además de sufrir problemas físicos y emocionales.


Según el informe, las mujeres realizan más del 75% de todo el trabajo de cuidado no remunerado en el mundo. A menudo trabajan menos horas en sus puestos de trabajo o tienen que renunciar a ellos debido a la carga de trabajo con cuidado.


A nivel mundial, el 42% de las mujeres no consiguen un trabajo porque son responsables de todo el trabajo de cuidado, mientras que para los hombres este porcentaje es sólo del 6%.


Las mujeres y las niñas de todo el mundo dedican 12.500 millones de horas diarias al trabajo no remunerado de cuidado de personas -una contribución de al menos 10.800 millones de dólares (9.600 millones de euros) al año a la economía mundial-, más del triple del valor de la industria tecnológica mundial.


Oxfam advierte que es probable que el problema empeore en la próxima década a medida que la población mundial aumente y envejezca. Se estima que 2.300 millones de personas necesitarán atención en 2030, lo que supone un aumento de 200 millones desde 2015.


LOS GOBIERNOS DEBEN INVERTIR EN SANEAMIENTO BÁSICO, ELECTRICIDAD, CUIDADO DE NIÑOS Y SALUD


El informe 'Tiempo para el cuidado' también revela cómo los gobiernos están recaudando pocos impuestos de los más ricos y las grandes empresas, abandonando la opción de recaudar los recursos necesarios para reducir la pobreza y la desigualdad.


Si el 1% más rico del mundo pagara un impuesto adicional del 0,5% sobre su riqueza en los próximos 10 años, se podrían crear 117 millones de puestos de trabajo en la educación, la salud y el cuidado de los ancianos, estima la organización.


Los gobiernos no están financiando suficientemente los servicios públicos esenciales y la infraestructura que debería reducir la carga del trabajo de cuidado de las mujeres y los jóvenes. Invertir en saneamiento básico, electricidad, atención infantil y salud, por ejemplo, podría ofrecer a las mujeres y las niñas oportunidades para mejorar su calidad de vida, según sugieren los autores del informe.


Según Oxfam, esta situación debe cambiar y los gobiernos deben actuar para construir una economía humana que sea feminista y que valore lo que realmente importa a la sociedad, en lugar de promover una búsqueda interminable de beneficios y riqueza.


El informe indica que es necesario invertir en los sistemas nacionales de asistencia para abordar la cuestión de la responsabilidad desproporcionada asumida por el gobierno. 

relacionada ​La terrible vida de los trabajadores de saneamiento en los países en desarrollo
relacionada ​El coste de la sanidad lleva a 100 millones de personas al año a pobreza extrema
relacionada Casi 500 millones de personas en Asia y el Pacífico están malnutridas

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil