martes, 18 de febrero de 2020 19:33
Politica

Covite y ACVOT denuncian el "blanqueamiento institucional" del Parlamento de Cataluña al terrorismo de ETA

|

Critican al PSC, En Común-Podem, Junts per Catalunya, ERC y CUP por adherirse a la declaración por la paz en el País Vasco del Foro Social

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo, Covite, y la Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas, ACVOT, han denunciado el "blanqueamiento institucional" del Parlamento de Cataluña al terrorismo de ETA y han criticado al PSC, En Común-Podem, Junts per Catalunya, ERC y CUP por respaldar la declaración institucional "por la paz en el País Vasco", a iniciativa del Foro Social.

En un comunicado, ambas asociaciones de víctimas han calificado de "inaceptable" el uso de instituciones públicas como el Parlamento catalán para difundir "un relato falso del terrorismo de ETA y sus consecuencias".

"En el País Vasco no hace falta un proceso de paz porque nunca ha habido una guerra, sino una persecución totalitaria por parte de los etarras y sus cómplices a quienes no compartíamos su proyecto político nacionalista excluyente", han subrayado la presidenta de Covite, Consuelo Ordóñez, y el presidente de ACVOT, José Vargas.

De este modo, han acusado a los firmantes de la declaración institucional de "asumir la estrategia de la izquierda abertzale y sus organizaciones satélite para diluir las responsabilidades tanto de ETA como del entorno radical que la ha sostenido y justificado durante décadas".

"En el País Vasco no hay, ni ha habido nunca, falta de paz, sino falta de libertad. Afirmar que hay falta de paz es asumir la teoría del conflicto, es dar por supuesto que ETA tuvo razones para existir y asesinar, herir, secuestrar y perseguir a miles de personas porque había un conflicto que la antecedía", han manifestado.

"DESMONTAR MENTIRAS"
Las dos asociaciones de víctimas del terrorismo han considerado necesario "desmontar las mentiras del lenguaje utilizado en la declaración institucional impulsada por el Foro Social".

En esa línea, han incidido en que "el principal mal que ha lastrado la convivencia en el País Vasco no es la violación de los derechos humanos de forma genérica, sino la violencia terrorista de ETA y, en consecuencia, la falta de libertad que padeció y todavía padece una parte de la sociedad vasca".

Por ello, han insistido en que "aquellos que han tenido responsabilidades en la mayor vulneración de derechos humanos que ha habido en nuestra historia más reciente en situación de paz, deben aclarar si el fin justificó los medios, es decir, si utilizar la violencia sistemática y selectivamente para imponer su proyecto político estuvo bien o no".

A su juicio, "poner el acento en los derechos humanos en general, contribuye a diluir la principal cuestión que marcó a Euskadi, la violencia terrorista, y en cambio facilita la equiparación con otro tipo de violencias -todas ilegítimas, pero no comparables por su distinta naturaleza y causalidad-".

Covite y ACVOT han afirmado que "igualar a las víctimas y a los verdugos utilizando la excusa del sufrimiento es la estrategia que siguen la izquierda abertzale y los nacionalistas vascos para diluir las responsabilidades tanto de ETA como del entorno radical que la ha sostenido y justificado durante décadas".

CONDENA
Tras criticar que "se apela a los sufrimientos, a las vulneraciones de derechos humanos y a la empatía para esquivar la cuestión fundamental, que es la condena tajante del terrorismo", han reiterado que "no se puede construir una sociedad digna sin reconocer y condenar las razones del mal".

Asimismo, han considerado que "la verdadera responsable de que siga habiendo una política de dispersión de los presos de ETA es la izquierda abertzale, y no el Estado de derecho", al tiempo que han insistido en que "solo tiene que levantar sus líneas rojas de no arrepentimiento y no delación a los presos de ETA para que estos puedan acogerse a las vías de reinserción y ser acercados a cárceles vascas".

"La izquierda abertzale siempre ha tenido en su mano el fin de la dispersión, pero prefiere seguir sacando rédito político culpando al Estado y a las víctimas de que haya una política penitenciaria de dispersión", han asegurado.

Además, ambas asociaciones han resaltado que "no es lo mismo renegar de ETA que reconocer el daño causado" y han considerado que se trata de "otra trampa del lenguaje de la izquierda abertzale para eludir condenar a ETA y asumir sus responsabilidades en la trayectoria criminal de la banda terrorista".

En su opinión, "lo que tienen que reconocer los presos de ETA y sus defensores es que ETA nunca debió existir, que ningún asesinato es justificable". Por otra parte, han considerado que las víctimas de ETA "no tienen que reconciliarse con nadie porque jamás se tomaron la justicia por su mano" y han sido "ejemplo de convivencia desde el momento en que no respondieron a la violencia con violencia".

Covite y ACVOT consideran "inadmisible" que "los epígonos de ETA se empeñen en desalojar a las víctimas del espacio público o en presentarlas como un estorbo para la supuesta pacificación de la sociedad vasca".

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil