jueves, 2 de abril de 2020 17:37
Ciencia e investigación

​¿Ser un transmisor del coronavirus puede salvar al pangolín de la extinción?

|

Un ejemplar de pangolu00edn


El pangolín ha sido identificado como el posible huésped intermedio que transmitió el coronavirus a los humanos. El pequeño animal, el único mamífero conocido cubierto por escamas de queratina, está en peligro de extinción. Aunque es poco conocido en Europa, se considera el animal con el que más se trafica en elmundo.


¿Cómo entra el pangolín en la historia del brote de coronavirus que tiene su epicentro en la ciudad china de Wuhan, y que ha matado a centenares de personas?


Los primeros estudios sobre el origen de este nuevo virus mostraron que los genomas del nuevo coronavirus son 96% idénticos a los ya identificados en los murciélagos, pero que el virus no ha pasado de estos animales a los humanos. De ahí la búsqueda de un huésped intermedio que, según las investigaciones de la Universidad de Agricultura del Sur de China, podría ser el pangolín.


En 2002/2003, en la epidemia del síndrome respiratorio agudo severo (SRAS), el huésped identificado como transmisor de la enfermedad a los seres humanos fue civeta, un pequeño mamífero cuya carne también es muy apreciada en China. Tras la epidemia, las autoridades chinas prohibieron el consumo de la carne de estos animales.


Los científicos de la Universidad de Agricultura del sur de China estudiaron mil muestras de animales salvajes y llegaron a la conclusión de que el virus encontrado en el pangolín era en un 99% idéntico al coronavirus que infectó a los humanos. Esto no es una prueba irrefutable y varios científicos ya han llegado a decir que es necesario seguir investigando para llegar a una conclusión más definitiva. Pero, una vez levantada la sospecha, ¿puede el coronavirus salvar al pangolín de la extinción, dado que se trafica principalmente para el consumo humano?


EL ANIMAL CON EL QUE MÁS SE TRAFICA DEL MUNDO


Según la organización no gubernamental Wildlife Conservation Society (WCS), el pangolín es el único mamífero escamoso conocido y es la especie más traficada del mundo. En Asia, y en particular en China, la carne de pangolín se considera una exquisitez y en la medicina tradicional se utilizan sus escamas por sus supuestas propiedades medicinales que la ciencia no confirma. "La demanda de pangolines en Asia es tan grande que cada año se extrae de la naturaleza un número impresionante de pangolines", dice la asociación.


Dan Challender, miembro del grupo de expertos sobre pangolines de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), estima que la población de pangolines de China puede haber disminuido en un 94% desde el decenio de 1960. En octubre de 2015, las autoridades aduaneras de Guangdong (China meridional) se incautaron de un cargamento de 414 cajas que contenían 2.764 cadáveres de pangolín congelados. Hace unos días, ya a finales de enero, las autoridades de Hong Kong anunciaron una incautación sin precedentes de ocho toneladas de escamas de pangolín escondidas dentro de un contenedor en un barco procedente de Nigeria. El valor de esa mercancía se estimó en ocho millones de dólares.


El pangolín es un animal único. Su cuerpo está cubierto de escamas formadas por queratina (la misma sustancia que forma las uñas y el pelo de los humanos), escamas que forman una placa de armadura que permite a este mamífero acurrucarse cuando se siente atacado, situación en la que también libera un olor nauseabundo.


Animal solitario, especialmente de noche, tiene una lengua muy larga, que puede alcanzar los 25 centímetros, y largas garras delanteras que utilizan para cavar, ya que comen principalmente hormigas y termitas. Un estudio reciente concluye que, entre 2000 y 2019, al menos 850 mil ejemplares de esta especie fueron objeto de tráfico internacional.


En 2016, el pangolín entró en la lista de animales cuyo comercio está prohibido por la Convención Internacional sobre el Comercio de Especies Amenazadas. Pero a pesar de esta medida, el tráfico ha seguido aumentando, según las organizaciones no gubernamentales. Hay ocho especies de pangolines, en Asia y África, todas clasificadas como vulnerables o en peligro crítico. El pangolín chino es uno de los que está en peligro crítico.


El 16 de febrero se celebra el Día Mundial del Pangolín.


El comercio ilegal de vida silvestre es el cuarto negocio ilegal más grande del mundo, después de las drogas, las armas y el tráfico de personas.





COMENTAR

Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil