sábado, 22 de febrero de 2020 06:00
Politica

Ábalos dice que "más allá de los detalles" logró su objetivo sobre Venezuela y acusa a PP y Cs de hacer el ridículo

|

El ministro de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos (dech) y el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska (izq), durante una sesión plenaria en el Congreso de los Diputados, en Madrid (España), a 12 de febrero de 2020.

El PP avisa al Gobierno de que está minando la credibilidad de España y le recuerda que Maduro y Rodríguez tienen en prisión a socialistas

El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, ha defendido este miércoles, ante las críticas de PP y Ciudadanos, que "más allá de los detalles" que le preocupan a la oposición su encuentro con la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, consiguió lo que buscaba el Gobierno: que Rodríguez no entrase en suelo europeo y no añadir problemas a las relaciones diplomáticas con Venezuela.

En un bronco debate en la sesión de control al Gobierno, Ábalos ha respondido con sorna a las peticiones de dimisión y ha acusado a ambos partidos de "hacer el ridículo" llevando este asunto ante el Parlamento Europeo. Gobierno y PP se han acusado mutuamente de minar la credibilidad de España para alcanzar la democracia en Venezuela.

En el pleno de control al Ejecutivo en Congreso, las diputadas del PP Valentina Martínez y Belén Hoyo y el de Ciudadanos Edmundo Bal han instado a Ábalos a aclarar definitivamente sus sucesivas versiones sobre su encuentro con Rodríguez y le han pedido directamente la dimisión, lo mismo que han coreado reiteradamente los diputados de oposición.

El ministro, sin embargo, se ha defendido insistiendo en que consiguió que Rodríguez no pisara suelo europeo y ha atacado a sus interlocutores acusándoles de no tener interés en los problemas de España.

"Si a usted le pagan por lo que acaba de decir, estamos que derrochamos", le ha espetado a Hoyo. "No hagan grandes análisis, ya saben por qué se han quedado en 10 diputados", le ha dicho a Edmundo Bal que, a su vez, ha dicho que le daba "miedo" que Ábalos pudiera haber hablado con Rodríguez "de los métodos para quedarse en el poder". "Esa es la aportación europea de los liberales que nos dejaron solos", ha añadido Ábalos.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha mostrado su respaldo a Ábalos quedándose en su asiento hasta que han finalizado las preguntas dirigidas a él.

En el rifirrafe parlamentario, Gobierno y PP se han acusado mutuamente de minar la credibilidad de España para ayudar a encontrar una solución en Venezuela. "No me preocupa su credibilidad porque queda acreditado que es un mentiroso sino la de España con nuestros socios europeos, con Latinoamérica y con Estados Unidos", le ha dicho Martínez, recordándole que él se vio en Barajas con una responsable de violaciones de derechos humanos.

EL PP: "CUÉNTENOS LA VERDAD, QUE A VECES HACE LIBRE"
"Tiene encarcelados a gente de la Internacional Socialista, a compañeros suyos, a los que torturan en la cárcel", ha proseguido. Martínez, responsable de relaciones internacionales del PP, le ha pedido a Ábalos que se tomase la pregunta, después de sus sucesivas versiones, como "como una oportunidad de redención". "Cuéntenos la verdad, que a veces hace libre", ha añadido.

Para Ábalos, en cambio, es el PP quien ha querido enfrentar a España con Estados Unidos "en un momento en que están en juego aranceles de muchos productos españoles" y con la UE "haciendo el ridículo en el Parlamento Europeo". A su juicio, lo que está haciendo el PP es "agravar las dificultades" para el verdadero propósito, que es lograr democracia y los derechos humanos en Venezuela.

De hecho, ha recordado una reunión con la oposición venezolana hace un año en Ginebra en la que participó el 'popular' José Ignacio Echániz. "Entonces había unidad y había unidad en la oposición venezolana, ahora no la hay ni aquí ni allá", ha lamentado.

Por su parte, el 'naranja' Edmundo Bal le ha preguntado si él dio instrucciones a la policía y si sabe si el avión en que viajaba Delcy Rodríguez "llevaba oro". También le ha dicho que la prohibición europea sobre Rodríguez incluye volar por espacio aéreo europeo.

El ministro le ha replicado que, como abogado del Estado, debe saber que la decisión del Consejo de la UE de impedir la entrada de responsables venezolanos "no es Derecho europeo" y que su ámbito es "terrestre y no aéreo".

NO TENER "MÁS PROBLEMAS" CON EL GOBIERNO DE VENEZUELA
Según ha dicho, el Ejecutivo no quiere "tener más problemas" con el Gobierno que permanece en el Palacio de Miraflores. "Si queremos elecciones libres, democráticas y vigiladas se tiene que hacer entre las partes, salvo que ustedes estén pensando en algún golpe", ha dicho.

Ábalos ha recalcado que sobre Delcy Rodríguez no pesa ninguna orden de detención y ha dicho que le molesta que la oposición sugiera "que la policía es susceptible de ser manejada por un ministro que no tiene escala de jerarquía".

MATERIAL PARA UNA SERIE
En su turno, la también 'popular' Belén Hoyo ha advertido al ministro de que sus contradicciones "no pasarían la prueba del polígrafo" y ha visto material para una serie de Netflix, en la que "la primera temporada serían sus siete versiones" del encuentro con Rodríguez.

La segunda comenzaría "con (José Luis Rodríguez) Zapatero blanqueando la dictadura de Maduro y podría terminar con Delcy Rodríguez en Quintos de Mora" con el propio Ábalos, el presidente Pedro Sánchez y el vicepresidente Pablo Iglesias. Hoyo le ha preguntado "qué sabe" de Sánchez para poder afirmar con tanta rotundidad que él está "para quedarse".

En su respuesta, el ministro, además de afearle que no se preocupe por los problemas de su tierra --ambos son diputados por Valencia-- le ha aclarado que dijo esas palabras en un acto de partido y que se refería a que nadie le va a echar de su "compromiso político", porque como ministro puede cesarle Sánchez y como diputado pueden no respaldarle los ciudadanos.

Y ha finalizado diciendo que tal vez ese compromiso no lo entienda Hoyo por su juventud: "Usted piensa que la democracia es lo de toda la vida pero en 1976 la gran mayoría de los que estábamos aquí éramos ilegales. Y rematando, señalando a la banca de Vox, que él está comprometido "por la democracia, por la libertad y contra el fascismo".

¿SON DE GONZÁLEZ O DE ZAPATERO?
Después, la 'popular' Carolina España ha tirado de ironía al interesarse por la "transparencia" con la que, ha dicho, el Gobierno ha gestionado este asunto, ha pedido la dimisión de Ábalos por "mentir" y ha incidido en que Podemos quien marca ahora la política exterior del Gobierno de España.

"¿De quién son ustedes de Felipe González que dice que Maduro es un dictador o de Zapatero, que pasa más tiempo con Maduro que Ábalos saludando a Delcy Rodríguez?", le ha soltado a la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, antes de acusarla de ser "cómplice" de su compañero de Gabinete.

En sus respuestas Darias ha defendido que el Gobierno ha actuado con "transparencia" y dando "cumplida información" en todo momento y ha reprochado al PP que insista en hacer "ruido" y en "distraer" con este asunto en lugar de preocuparse, como hace el Ejecutivo, "de los temas de acá".

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil