martes, 20 de octubre de 2020 21:31
Comunicación

Ismael Beiro y Ania Iglesias celebran con PressDigital el veinte aniversario de Gran Hermano

|

Hace veinte años se emitió la primera entrega de un programa que ha revolucionado la forma de entender la televisión en España. Se trata del “experimento social” por excelencia, de una marca que ha seguido activa a lo largo de dos décadas mostrando un desgaste mínimo. Hoy PressDigital celebra el veinte aniversario de Gran Hermano hablando con dos de los finalistas de su primera edición: Ismael Beiro y Ania Iglesias.


Ania Ismael



Gran Hermano es un programa que trata de mostrar la realidad, y nada fue tan real como su primera edición, con un plantel de concursantes que no sabían dónde se metían. Tampoco lo sabía la audiencia. En cierto modo, esa generación de participantes descubrió el formato de la mano de sus seguidores. Tanto ellos como los televidentes eran novatos, y es una sensación que ha sido imposible repetir en ninguna de las ediciones posteriores.


La vida, que a veces sorprende a base de ironía, ha provocado que los concursantes de la primera edición vivan el veinte aniversario confinados otra vez. Sin embargo, para ellos, no se trata de situaciones comparables: “Entramos en el programa libremente y era un encierro donde nosotros no nos teníamos que preocupar ni del sustento, ni del sueldo. ¡Ojalá nos dieran una paga ahora para estar en casa!”, afirma Ania Iglesias, la segunda finalista de la primera edición de Gran Hermano. “Lo único en que se puede parecer es que ahora estamos encerrados entre cuatro paredes. Pero claro, esas cuatro paredes eran 400 metros cuadrados, con un jardín inmenso y una piscina, y hasta una pequeña granja. Nada que ver”, recalca.


WhatsApp Image 2020 04 25 at 14.15.51



El programa que puede ver hoy en día poco tiene que ver con sus orígenes. En su primera edición, los concursantes pusieron en jaque a la dirección del programa planteando una competición sin nominaciones. El primer experimento social se resolvió con un pacto donde todos los concursantes estaban nominados todas las semanas, eliminando la competitividad en una generación que demostró que más que pelearse, quería disfrutar.


El ganador de la primera edición del concurso, Ismael Beiro, apuesta porque el concurso permita los pactos, como en su generación. “Todos los concursantes de la próxima edición de Gran Hermano, de no tener la presión de la nominación, estarían más por la labor de ser ellos mismos y disfrutar de la naturalidad que toda esta libertad permite. Eso sólo podría volver con la nominación conjunta y que la audiencia decida”, afirma.


Poco tiene que ver la primera generación de concursantes con los que han venido después. La gran mayoría (con excepciones como Jorge Berrocal o María José Galera), se resistieron a ser carne de Crónicas Marcianas y, en general, del mundo del corazón. “Me parecía bien entretener a la gente, pero no dar un mensaje equivocado”, afirma Ania. “Respeto a Adaras, Ylenias y que cada uno haga lo que quiera hacer. Pero yo no quiero que se me recuerde por salir de fiesta o liarme con este o con el otro. No es la imagen que quería dar”, recalca la segunda finalista de Gran Hermano.


En la entrevista con PressDigital, Ania Iglesias recuerda una frase de su compañero Ismael Beiro: “¡Qué pena no haber sabido cantar!”, al ser preguntada por la evolución que ha tenido el reality show musical, Operación Triunfo, en comparación con Gran Hermano. Tanto el ganador de la primera edición del formato como ella, apuestan porque Gran Hermano vuelva a su esencia original, donde se exploraban emociones positivas como la amistad o el amor, en vez del arte de la discusión. “Para los futuros habitantes que vayan a participar en una casa de anónimos, que sean ellos mismos. Es más fácil llevarse bien qué llevarse mal. Se trata de contar historias, y a ser posible bonitas y enternecedoras. Esto también importa a la audiencia, que es soberana y continuará siendo fiel al programa”, afirma Ismael Beiro.


WhatsApp Image 2020 04 24 at 13.15.32 (1)



Aunque la audiencia haya mantenido su fidelidad hacia el Gran Hermano (la última entrega de GH VIP cerró con un 38,5% de share), los anunciantes que posibilitan su supervivencia huyeron en masa a lo largo de la última edición del formato. La razón es conocida por todos: un presunto abuso sexual que se produjo en la casa hacia una de las concursantes que participó en la última edición de anónimos: Carlota Prado. Hoy, la fiscalía solicita dos años y medio de prisión y 100.000 euros de indemnización al concursante que presuntamente abusó de ella.


Sin embargo, tanto Ismael como Ania defienden el formato. Entienden que puede que no se gestionase correctamente la situación, pero descartan que el programa pudiese tener algún interés en generar audiencia a través de un hecho como este. “No sé si se podría haber evitado o no, pero la productora siempre ha tratado a los concursantes del programa de forma excelente”, explica Ania Iglesias.


“No olvidemos que, siempre que ha habido alguna discusión intolerable, detrás le ha seguido una expulsión disciplinaria. Y si ha ido a más, la productora personalmente se ha encargado de expulsarlo y poner a quien fuera sin ningún tipo de miramientos en manos de la justicia. Son los primeros que velan por los por la integridad de los concursantes, por encima de audiencias, programas o del éxito de una gala”, afirma Ismael Beiro.


Por el momento, poco se sabe acerca del futuro del formato, y menos en medio de una pandemia mundial. Los finalistas creen que este veinte aniversario de la primera edición puede haber servido para relanzar la imagen del programa. “De alguna manera hemos hecho que la gente vuelva a confiar en el formato. Se ha recuperado el espíritu de la diversión, la inocencia, se ha vuelto a Gran Hermano”, sentencia Ania Iglesias. El futuro dirá si la casa más famosa de la televisión vuelve a abrir sus puertas, si vuelve la vida en directo. De momento, toca disfrutar de este aniversario.





relacionada El consumo de televisión en España registra un récord histórico en marzo

COMENTAR

Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil