sábado, 6 de junio de 2020 04:31
Editorial

SE ESTÁ PERDIENDO LA FE EN LA DEMOCRACIA

Manuel Fernando González Iglesias
Manuel Fernando González Iglesias

A Coruña, 1952

Mientras empresarios y sindicatos hablan a menudo de lo que han de hacer para salir adelante, los políticos, incluido el Gobierno se vapulean a diario por conseguir prórrogas y ventajas partidistas que la ciudadanía está viendo que son baldías y malintencionadas. El corolario es muy simple: así no podemos seguir. Con tantos muertos en nuestras estadísticas y tantos errores en la acción sanitaria, la que está en manos de nuestros gobernantes, no es admisible ni tolerable que se ninguneé el esfuerzo de la gente tras dos meses de encierro estricto y degradante.


Paseo rio llobregat sant andreu


Ahora no se trata de mantener el poder a toda costa, ni ganarlo a costa ajena cogiendo por rehenes a los que votan y pagan los impuestos. Aquí, lo que hace falta es que los que no vieron venir la pandemia y no tenían respiradores suficientes, ni camas de hospital acepten consejos de los verdaderos expertos sanitarios. y sobre todo. económicos y afrontemos lo que ya tenemos encima que es la ruina de un país, y pongamos encima de la mesa soluciones que nos devuelvan la esperanza y la fe en la Democracia, repito…y la fe en la Democracia.


Les pongo un ejemplo: lo de las pruebas del coronavirus para saber en qué lugar de la pandemia nos encontramos es un camelo. Hagan Vds. mismos una encuesta familiar y pregúntele a sus familiares más próximos, abuelos, tíos hermanos y primos cuantas pruebas sobre ese virus mortal les han hecho en su Centro de Salud más próximo y verán como la respuesta obtenida es la misma que le han dado los suyos a este periodista: Cero patatero. Pregúnteles luego a los trabajadores de los centros sanitarios porque hay tantos profesionales de baja. Continúen con los policías gubernativos, y autonómicos. Sigan con los sacerdotes y religiosas que se han caído por el camino y que se han callado por orden de sus superiores eclesiásticos. Finalmente visiten las residencias de su zona y observen como sufren los que están allí siguen encerrados sin poder ver a sus familias porque todavía no toca después de tanta muerte y abandonos de las autoridades competentes.  Si eso nos les convence de que el famoso Comité de expertos que asesora al Gobierno es un Ente virtual o, lo que es peor, un grupo de incompetentes, es que los que no nos fiamos ni un pelo de este Gobierno, y de la mal llamada leal oposición estamos equivocados por una inconfesable razón de Estado: nos gusta ver la felicidad en la cara de la gente cuando la han dejado salir a pasear un par de horas como si fuera una concesión política y no un derecho constitucional.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil