sábado, 6 de junio de 2020 03:55
Opinión

LA ÚLTIMA HORA DE PABLO IGLESIAS Y CUATRO-F DE NICOLÁS MADURO

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

A lo largo de la historia de la humanidad, siempre ha habido personas que eso de agachar el lomo no va con ellos. Buscan no dar un palo al agua y que alguien les pague sus necesidades vitales, que no son pocas. Es algo innato al ser humano, y hasta hoy está demostrado que nadie “vive” del aire, aunque sea imprescindible para respirar.


Siempre hay mentes privilegiadas, elegidas o señalas por el Altísimo que consiguen lo imposible: vivir del aire. Eso es lo que intentan vender los impulsores del nuevo diario La Última Hora promovido por los altos dirigentes de Podemos, aunque ellos callen. La aparición de este nuevo medio, que por otra parte podría ser más o menos normal -estamos en crisis- y es debida según ellos "a que los medios actuales no “garantizan” la información veraz, plural y objetiva".


El paradigma de la información veraz es este nuevo medio de comunicación, el más puro entre los puros, el más limpio, el que más lucha contra los poderes fácticos, y no necesita nada más que “suscripciones” amigas para publicar la verdad, nada más que la verdad y solo la verdad.


Para que se vea la grandeza del mejor diario digital del mundo, en el apartado de quienes somos, dice “La Ultima Hora es un medio de comunicación sin publicidad ni de bancos, ni de multinacionales ni de ningún otro tipo. Un diario digital libre de todos los poderes y que dependa solo de ti. Aquí encontrarás a un equipo de profesionales que han decidido dar un paso adelante para proteger nuestra democracia y la pluralidad de nuestra sociedad con información veraz. Un medio de comunicación independiente que quiere denunciar  las cloacas mediáticas”. 


¡Menuda declaración! Los revolucionarios de la información, la pluralidad, y el rigor. Y todo ello viene de la mano del mayor censor en su propio partido, y de los medios de comunicación que no son afines, del todopoderoso Pablo Iglesias, el que utiliza su Twitter para adelantarse al Gobierno y explicar el acuerdo alcanzado con los agentes sociales, cuando sabía que unas horas después el Gobierno haría un comunicado público. ¿Por qué lo hizo? Para colgarse otra medalla más sin importarle que forma parte de un gobierno de coalición, y que esas cosas no se debe hacer. Escribía el filosofo Empédocles de Agrigento que “Es imposible que algo llegue a ser de lo que ninguna manera es”. Porque hay cosas que nunca cambian...


Los líderes podemitas, no aceptan las críticas, ni la democracia, por eso resulta curioso que se erijan en defensores de lo que ellos desprecian.


La directora del diario es Dina Bousselhan, persona de confianza de Iglesias, en su día asesora personal del líder y que hasta hace pocos días militaba en la formación morada en Madrid.


Si no tiene publicidad, ni subvenciones, ¿piensa vivir del aire? Pueden estar seguros que no será así. Las cosas al final acaban sabiéndose por mucho que lo enmascaren y hayan pedido a los sufridos que” voluntariamente” se suscriban al diario pagando una cuota de cinco euros al mes. Hay que ayudar al único periodismo independiente que ha venido para hacer la revolución en España.


Que, en plena crisis, que afecta también a los medios de comunicación, nazca este diario alguien lo va a tener que pagar, sin duda alguna. Su aparición ahora nos recuerda que, el 23 de noviembre del 2014, en plena crisis de Venezuela -sigue existiendo- el chavismo sacaba a la calle el diario CUATRO-F, cuando los diarios de allí lo estaban sufriendo una crisis tremenda. 


Cuatrof


En la presentación del también diario independiente, su mentor, el presidente Maduro manifestaba muy orgulloso que: “Nace y sale a la calle para hacer la revolución”. La misma revolución que quiere hacer Pablo Iglesias, sus generales: Monedero, Echenique y la generala Montero.


En los pocos días de vida, la veracidad de sus informaciones, parecen torpedos dirigidos a medios de comunicación que no son de su cuerda, entre ellos: la cadena Ser, la Cope, Onda Cero y, algunas televisiones y su bestia negra, OK Diario.  Todo un alarde de tolerancia democrática y libertad de expresión.


Ultimahora



A estas alturas de la película, que el diario más libre del mundo que es La Última Hora venga vendiendo motos, es lo más surrealista que estamos viviendo en el confinamiento por el coronavirus. Aunque a decir verdad hace ya un tiempo que el surrealismo se ha instalado en el territorio español.


Y para quien quiera entretenerse con Cuatro-F, un ejemplar:





COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil