sábado, 24 de octubre de 2020 20:32
Opinión

LA SENTENCIA DE TORRA Y LA PRESIDENCIA INTERINA DE ARAGONÉS

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

Quedan solo unas horas para conocer la decisión final del Tribunal Supremo sobre la inhabilitación del presidente de la Generalitat, Quim Torra, aunque todo parece indicar que Torra tendrá que abandonar su despacho de la Plaza de Sant Jaume. La pregunta es: ¿será por unanimidad, o se producirán discrepancias entre sus miembros? En un tema tan importante, la decisión parece que será unánime, ya que no quieren que alguien se salga de marras.


El president de la Generalitat, Quim Torra, preside una reunión en la que se tratan las bajas laborales de los padres con hijos en cuarentena por Covid-19, en Barcelona, Cataluña (España) a 22 de septiembre de 2020.



Ante este hecho, JxCat y ERC llevan semanas intentando llegar a un acuerdo para que no se produzca un vacío el día después de la marcha de Torra. No ha sido tan sencillo y aún quedan varios flecos por ajustar. La decisión no es fácil para el partido de Puigdemont, donde hasta el último minuto los negociadores han estado presionando para que el cargo sea ocupado por uno de sus consellers. Al final, para eso está el vicepresidente Pere Aragonés, quien sustituirá al actual presidente con “limitaciones” para que no tenga demasiado protagonismo. Las elecciones están a la vuelta de la esquina y no conviene que se haga la campaña en este interinaje presidencial del que puede hacer más gestión de gobierno que el realizado por Torra en todo su mandato.


La decisión anunciada por Puigdemont de no encabezar la lista de JxCat ha levantado las alarmas del verdadero motivo del huido. Estar en Bruselas empieza a cansarle. Quiere volver, pero con garantías, que según dicen están negociando por la puerta de atrás con el gobierno de España al que tanto critica. El abogado y diputado Boya es el encargado de hacer esas negociaciones que afectarían también al resto de los huidos. No está solo, los acompaña el diputado Asens, Pablo Iglesias y hasta el propio Iceta está metido en el “ajo”.


Puigdemont quiere la amnistía, cosa que no va a ser posible, y se conforma ya con el indulto, que también sería para el resto de los huidos.


¿Qué pasa con los magistrados? ¿Dejarán que el gobierno les haga el puente? Esa es una de las cuestiones que hay que resolver jurídica y políticamente, está por ver. Todo se está haciendo entre bambalinas: dicen una cosa en publico y hacen la contraria en privado. Así es la política.


Quien pensaba que los otoños calientes en Catalunya se había acabado se equivoca, este va a subir más la temperatura agravado por la pandemia de la Covid que está apretando lo suyo, dejando a la maltrecha sanidad catalana al borde del abismo. Eso se queda en un segundo lugar, ahora toca el indulto para equilibrar o desestabilizar los resultados electorales, por eso de no dar argumentos, al contrario. Todo un juego en que lo que prima son los resultados electorales para conseguir más poder. En eso están ahora los políticos, los ciudadanos están en otros temas que les afectan más. Como se puede comprobar, los políticos van por un carril y la ciudadanía por otro.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil