jueves, 26 de noviembre de 2020 16:32
Sociedad

​Archivada la investigación penal a un conductor con una tasa de alcohol de 1,00 mg/l en Móstoles

|

El Juzgado de Instrucción 6 de Móstoles ha archivado las diligencias previas iniciadas por un atestado policial que recogía una tasa de alcohol en aire espirado de 1,00 mg/l a un conductor tras una grave discusión con su pareja.


Alcoholemia




Los hechos se remontan a junio de 2020. El acusado acudió con su pareja a cenar a un restaurante de Móstoles y tras la velada, comenzó una fuerte discusión entre ambos. La misma provocó que la pareja saliera del establecimiento a la calle, donde continuó la pelea hasta subirse al coche, aparcado a unos metros del restaurante.


La conversación siguió en el interior del vehículo, encendido y con las llaves puestas, hasta que un viandante avisó a la policía por temor de que se pudiera estar produciendo un delito de violencia de género.


Cuando llegó la policía, solicitaron al conductor la documentación del vehículo tras observar que se encontraba en estado de embriaguez. Tras ello se le informó que tendría que someterse a la prueba de ingesta etílica y alcoholemia, por encontrarse en el vehículo y ser autor de un delito contra la seguridad vial.


Ante los hechos, el hombre negó que estuviera conduciendo y también manifestó que "no era su intención circular" sino mantener una conversación con su pareja. Tras una discusión verbal con los agentes y ante su negativa a identificarse, se le practicó la prueba de alcoholemía que dió un resultado positivo de 1,00 mg/l en aire espirado, muy por encima del límite legal fojado en una tasa de 0,25 mg/l y por encima del límite penal, que está establecido en 0,60 mg/l, por lo que fué detenido por los agentes.


Puesto en libertad el denunciado por un delito contra la seguridad vial fue asistido por el despacho especializado en derecho penal Ospina Abogados, que en todo momento recomendó a su cliente mantener su versión de los hechos y defender que no se encontraba circulando, sinó en su coche parado, elemento fundamental del tipo penal.



IMG 8228


El abogado Juan Gonzalo Ospina en su despacho de Madrid. 


El abogado defensor del investigado, Juan Gonzalo Ospina, informó en su escrito de alegaciones que para que se cumpla el delito de conducción etílica, se requieren los dos elementos: la conducción y la ingesta de bebidas alcohólicas que limiten la capacidad del conductor, poniendo en riesgo la circulación. La defensa solicitó al juzgado la práctica de testificales y diligencias que acreditasen la falta de conducción para que la causa se archivara.


Ante la incoación de las diligencias previas finalmente, el Juzgado de Instrucción dictó auto de archivo y sobreseimiento de la causa al quedar acreditada la falta de conducción. 


En su resolución judicial la jueza afirma: "si bien queda acreditada la ingesta de alcohol, no existen pruebas de que condujera el vehículo"

Y añade la letrada "el acusado es detenido cuando el vehículo estaba estacionado en la vía pública, por lo que no resulta debidamente acreditada la perpetración de infracción penal alguna". La alcoholemia, es uno de los delitos que se comenten contra la seguridad vial, y se regulan en el artículo 379 del Código Penal el cual prevé unas penas de hasta 6 meses de cárcel y la privación de la retirada del carné de conducir dependiendo de la gravedad hasta de 4 años.


CODIGOPENAL




Contratar la mejor defensa penal marca la diferencia en procedimientos de alcoholemia. Invertir en un despacho de abogados penalista experto en la materia significa tener la oportunidad real de defenderse con éxito. 



COMENTAR

Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil