lunes, 30 de noviembre de 2020 09:00
Politica

El Gobierno pone la experiencia española a disposición del proceso constitucional de Chile

|

Centenares de chilenos han salido a las calles a celebrar el histórico triunfo en el plebiscito que pone fin a la Constitución legada por el dictador Augusto Pinochet (!973-1990).

Confía en que Chile "seguirá siendo un ejemplo de democracia con entendimiento entre todos los sectores"

El Gobierno español ha expresado este lunes su "disposición a acompañar a Chile" en el proceso constitucional que se abre tras el plebiscito "poniendo en valor la experiencia constitucional española y los vínculos" que unen a ambos "países aliados y pueblos hermanos".

El Gobierno ha dirigido esta oferta a las instituciones representativas, chilenas, sus fuerzas políticas y su sociedad civil, en un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación.

Además, ha afirmado que confía en que, tras el plebiscito constitucional en Chile, las fuerzas políticas del país afrontarán "con responsabilidad un desafío que único en su historia" y en que Chile "seguirá siendo un ejemplo de democracia donde cabe el entendimiento entre todos los sectores, por muy alejadas que estén sus posiciones, por el bien del país".

El Ejecutivo español ha felicitado al Gobierno y el pueblo de Chile por el referéndum de este domingo, ya que lo considera "una muestra ejemplar de civismo y de madurez democrática en unas difíciles circunstancias marcadas por las restricciones por la incidencia de la pandemia de Covid19".

Además, ha subrayado que, desde que en 2019 comenzaron las protestas contra el Gobierno de Sebastián Piñera, el Gobierno español ha insistido en "la importancia de los valores democráticos y del pleno e irrestricto respeto a los derechos humanos" y también ha mostrado su rechazo a "cualquier forma de violencia, incluidos los recientes ataques e incendios de iglesias y lugares de culto".

El referéndum celebrado este domingo ha dado como resultado un apoyo masivo --más del 78 por ciento-- a favor de redactar una nueva Constitución que remplace a la heredada del dictador Augusto Pinochet.

Su celebración es fruto del Acuerdo para la Paz Social y la Nueva Constitución, firmado por la mayoría de fuerzas políticas el 15 de noviembre de 2019 y, para el Gobierno español, "representa un paso decisivo en el camino acordado por los chilenos para avanzar en la construcción de un modelo de país más justo e inclusivo".

Así, el Gobierno español ha expresado su "pleno respaldo a la decisión expresada, por abrumadora mayoría, en las urnas y al proceso constitucional que ahora se inicia".

También confía en que este proceso, que se hará mediante la convocatoria de una Convención de composición paritaria, esté "presidido por un espíritu de diálogo y de búsqueda de consensos que recojan las legítimas aspiraciones del conjunto de la sociedad chilena para construir un futuro de estabilidad, progreso y bienestar".

COMENTAR

Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil