domingo, 20 de mayo de 2018 19:23
Opinión

El "regalo" de Rajoy a Andorra

Robert Pastor
Robert Pastor



Cuando -si se confirma- el presidente del gobierno Mariano Rajoy llegue a Andorra llevará una especie de «regalo» que en estos casos ofrecen los mandatarios a los países que visitan, en forma de pactos que interesan, sobre todo, en los lugares de llegada. En este caso se trata de la firma del tratado bilateral contra la doble imposición, que evita pagar dos veces, cada una de las haciendas, por el mismo concepto.

Cuando -si se confirma- el presidente del gobierno Mariano Rajoy llegue a Andorra llevará una especie de «regalo» que en estos casos ofrecen los mandatarios a los países que visitan, en forma de pactos que interesan, sobre todo, en los lugares de llegada.
En este caso se trata de la firma del tratado bilateral contra la doble imposición, que evita pagar dos veces, cada una de las haciendas, por el mismo concepto.


El acuerdo político lo cerraron esta semana los ministros de Finanzas Cristóbal Montoro y Jodi Cinca, durante la entrevista mantenida en Madrid, consecuencia del encuentro del día 12 anterior entre los jefes de los ejecutivos.


Este trata es bastante importante para Andorra. El caso más mencionado es de los empresarios y profesionales del país pirenaico que cada contrato en España se ve gravado con un 25 por ciento. Esto aumenta el precio a cobrar al cliente hasta una proporción fuera de competitividad y de mercado.


Las soluciones han sido, hasta ahora, crear e inscribir una empresa como española, en territorio español, del mismo modo que se ha producido una oleada de apertura de cuentas corrientes en sucursales bancarias de la Sede, para que las transferfències hechas directamente desde bancos andorranos son extraordinariamente «caras»; si se trata de cantidades pequeñas, este coste supera al de la cifra envío.


Como suele ocurrir, cada una de las partes destacan aquello del acuerdo que les resulta más favorecedor. Cinca dice haber conseguido que el gobierno del Estado vecino renuncie a exigir el intercambio automático de informaciones fiscales (sin intervención judicial) hasta que la OCDE no acuerde esta medida con un conjunto de Estados, entre los cuales los pequeños europeos (Mónaco, San Marino, Liechtenstein) y otros entre los que Suiza y Luxemburgo. Los interlocutores han calculado que esta decisión casi global se produzca, a todo tardar, dentro de tres años, en 2017.


Los argumentos andorranos para eliminar esta cláusula hasta ahora exigida por los interlocutores es que no se ha incluido en el acuerdo firmado con Francia, y que firmarla ahora sería adelantarse a una realidad futura, dejando una vez más Andorra en desventaja respecto a otras plazas financieras, que tampoco figuran en las listas de paraísos fiscales.


La contrapartida es, también, otra de las condiciones incluidas del acuerdo con el gobierno francés: la prohibición de instalar en Andorra sociedades «off shore», definidas en la información oficial del ejecutivo pirenaico como empresas que sólo tienen sobre el terreno «un apartado de correos» (o una dirección de correo electrónico) y que en la práctica hacen todas las operaciones desde fuera.


Otros asuntos, como el «caso Pujol» no hay constancia de que hablaran Cinca y Montoro. Los trámites judiciales continúan sin ninguna novedad ni decisión conocida. Y tampoco hay constancia de que comentaran la posición andorrana respecto del proceso soberanista o independentista catalán.


No les hacía falta hacerlo, porque la práctica ha venido demostrando un respeto escropolós de Andorra al status quo, y con las relaciones siempre de Estado a Estado, incluso cuando el escenario de las acciones ha sido Cataluña , excepto de asuntos muy locales, como la reapertura del aeropuerto de la Seu, que según el alcalde de la ciudad fronteriza se producirá ya «en pocas semanas», a tiempo para recibir a los turistas de la temporada de esquí.


En cuanto al tratado ya decidido, queda ahora la redacción concreta, entre técnicos de los dos ministerios, del texto del tratado contra la doble imposición, y las aprobaciones finales a los gobiernos y, en su caso, a los parlamentos respectivos. Con la urgencia deseada porque Rajoy lo pueda anunciar durante una visita que, por otra parte, puede no estar libre de manifestaciones en su contra por la parte de la comunidad andorrana de origen catalán y, sobre todo, de la delegación que mantiene al coprincipado la Asamblea Nacional Catalana, por mucho que el gobierno local intente evitarlas, o minimizarlas.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil