miércoles, 8 de diciembre de 2021 13:01
Politica

Ceuta y Melilla ven que "no pueden vivir de espaldas a Marruecos" pero auguran una "frontera diferente" cuando reabra

|

Las consejeras de Hacienda de Ceuta y Melilla, Kissy Chandiramani (PP) y Dunia Almansouri (CPM), respectivamente, han asegurado este jueves que las dos ciudades españolas del norte de África "no pueden vivir de espaldas a Marruecos" porque "son nuestros vecinos" y han asegurado que una vez que las fronteras terrestres se abran --llevan cerradas desde marzo de 2020 por la crisis del covid-- "no serán iguales a las que tuvimos antes de la pandemia".

En un foro económico celebrado en Melilla, Almansouri ha reconocido que uno de los primeros objetivos cuando se reabra la frontera "será recuperar la aduana comercial" que cerró unilateralmente Marruecos en agosto de 2018.

Dunia Almansouri también ha señalado que, al margen de esta cuestión, son conscientes de que "la frontera no será igual" porque, según ha anunciado Marruecos, desaparecerá el comercio atípico que protagonizan miles de personas que pasaban a diario a coger compras o bultos que luego revendían a un precio mayor en su país.

Por ello, la titular de Hacienda melillense ha apostado por convertir la localidad en "una ciudad de compras" que atraiga a potenciales visitantes que opten por adquirir productos de marcas y otras cuestiones que no están a su alcance en la ciudad limítrofe marroquí de Nador y oras cercanas.

La consejera ha dicho que "no podemos obviar que al otro lado de la frontera tenemos un mundo de potenciales clientes para las empresas ceutíes y melillenses que no debemos abandonar".

MODERNA ÁGIL Y MODERNA
Por su parte, la consejera de Economía, Hacienda y Función Pública de Ceuta, Kissy Chandiramani, también ha coincidido con su homóloga melillense en que Ceuta tampoco quiere vivir de espaldas a Marruecos, porque "no se trata de establecer un muro", pero también ha querido dejar claro que "tampoco será cuestión de volver a lo que teníamos antes" de marzo de 2020, cuando existía el "comercio atípico", como eufemísticamente se llamaba al contrabando.

Por ello, ha dicho que desde su Gobierno ha reivindicado ante el Ejecutivo Central la consecución de una aduana "moderna, ágil y con los recursos suficientes" para saber "quién entra y sale", con el fin de controlar los accesos y con ello los posibles flujos migratorios que puedan dar en estas situaciones.

La frontera terrestre de Marruecos con Ceuta y Melilla fue cerrada el 13 de marzo de 2020 como medida unilateral marroquí para intentar controlar la propagación del coronavirus, medida a la que se sumó España desde julio de ese año, ordenando su clausura de forma mensual a través del Boletín Oficial del Estado. La reapertura, de momento, no tiene fecha tras 19 meses de bloqueo terrestre.

COMENTAR

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil
CLABE