martes, 7 de diciembre de 2021 14:01
Editorial

UNA ALCALDESA MALEDUCADA

Manuel Fernando González Iglesias
Manuel Fernando González Iglesias

A Coruña, 1952

Colau 23


Hay que ser muy tonto para no darse cuenta de que un Salón como iWater --que ha contado con la presencia de 127 expositores de 10 paises, representando a un sector que genera mas de diez mil empleos --no ha escogido Barcelona como sede porque la belleza o la inteligencia de su alcaldesa les haya deslumbrado de forma irresistible, sino porque sus promotores aman la ciudad y sienten un legítimo orgullo de que la capital de Catalunya acoja un evento de esta importancia. 


Así lo ha entendido el President de la Generalitat, Carles Puigdemont, que ha inaugurado el evento saludando a quienes acudieron a recibirle. La alcaldesa Ada Colau, en cambio,  ha pasado olímpicamente de quienes esperaban a  la primera autoridad de la ciudad anfitriona, dejándoles plantados y ofreciendo una imagen deplorable de prepotencia y falta de educación.


Ante una barbaridad institucional como ésta, uno no sabe si la Alcaldesa Colau ha sufrido un repentino ataque de enajenación mental o si su muy escaso sentido de la responsabilidad institucional le impide entender que la descortesía está reñida con el cargo que ocupa; y que con lo que ha hecho con absoluta desvergüenza y mala fe ha otorgado la razón a sus adversarios políticos, que piden estos días su dimisión como alcaldesa por llevar a la ciudad hacia Dios sabe dónde, exigiendo a los demás que le salven unos presupuestos municipales infumables que es incapaz de consensuar con la oposición.


Esta claro que Ada Colau es una pésima gestora de lo público, pero hasta hoy no habíamos conocido hasta qué punto llega su intolerancia política, un gravísimo defecto que traerá a Barcelona serios disgustos institucionales. 


Como iWater se presenta cada dos años, habrá que pedirle a los empresarios que se han gastado sus dineros en participar en esta primera edición del Salón que intenten esperar hasta la nueva cita para no irse a otra ciudad en la que un alcalde normal les atienda con la buena educación y respeto que se merecen y que, desgraciadamente, la Señora Colau no sabe ni lo que es. A ver si tenemos suerte y Ada Colau ya no es alcaldesa, porque lo de que recupere el sentido común, algunos ya lo damos por imposible.

COMENTAR

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil
CLABE