lunes, 17 de diciembre de 2018 00:55
Opinión

INIESTA NO TIENE EL BALÓN DE ORO, PERO SÍ EL CARIÑO DE LA GENTE

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

Iniesta 2


He de confesar que siempre me ha gustado el fútbol y aunque soy del Barça, pero no fanática, sé apreciar el buen juego que puedan practicar otros equipos o jugadores.


El derbi Barça-Madrid ha terminado con un empate a uno, lo que quiere decir que la distancia entre los dos sigue siendo de seis puntos, o lo que es lo mismo, dos partidos. Podría ser peor, pero queda mucha liga por delante.


No entraré a explicar cómo han transcurrido los noventa minutos pero sí quiero hablar de un jugador diez, como es Andrés Iniesta. Nada más saltar al terreno de juego, en la segunda parte, el estilo de juego del Barça ha cambiado por completo. Es un repartidor del juego como ninguno. El centro del campo lo domina como ninguno y tiene la facilidad y la fuerza de bajar a defender o subir a la portería contraria y ponerle en bandeja a cualquier delantero el balón para marcar un gol. Sus pases son precisos, su juego es elegante, nada sucio y sus entradas a los jugadores contrarios buscan siempre el balón y no el cuerpo. Es incapaz de lesionar a alguien. En el campo todo lo hace fácil y no da una pelota por perdida. Él solo llena el campo.


El entrenador italiano Cesare Prandelli dice de Iniesta que: "calidad, visión, personalidad, precisión... Iniesta es el mejor del mundo".


El Barça, donde empezó a jugar siendo muy niño, es su pasión, y diría que su vida. El éxito no le ha hecho cambiar, sino que lo ha aprovechado para ayudar a los demás. Es solidario y siempre está metido en alguna causa humanitaria, lo que le hace grande en lo personal y en lo deportivo. Es el ejemplo para millones de jóvenes y niños que tienen en el fútbol sus ilusiones y sueños. Creo que Iniesta pasará a la historia del fútbol como el mejor jugador y la mejor persona que ha pisado un campo de fútbol. Posee una calidad humana difícil de superar.


En el mundial de Sudáfrica, del 2010, Iniesta se consolidó como el ídolo de millones de personas al meter el gol que le daría el triunfo a España. Pese a toda su trayectoria profesional y personal nunca ha conseguido un Balón de Oro. Es increíble e injusto. El fútbol internacional está siendo muy injusto con el mejor centrista del mundo. Pero el mejor reconocimiento que puede tener Iniesta es el del público y ese, hace años que lo ha conseguido y lo mejor de todo es que nunca ha dejado de tenerlo. El tiempo hará justicia con este jugador que es un ejemplo y modelo para todos. 

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil