jueves, 18 de octubre de 2018 22:12
Sociedad

Los dos yihadistas de Madrid tenían un Kalashnikov y planeaban comprar más armas en el mercado negro

|

Yihadistas detenidos


El juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, ha decretado este viernes el ingreso en prisión incondicional para los dos presuntos yihadistas de nacionalidad española detenidos este miércoles en Madrid y asegura en un auto que habían conseguido una fusil AK-47 (Kalashnikov) e intentaban adquirir más armas de este tipo, granadas y pistolas en el mercado negro.


El magistrado, que atribuye a Edrissa Ceesa Sanuwo y Samir Sennouni Mouh un delito de enaltecimiento y otro de depósito de armas de guerra, agrega que habían realizado varios vídeos en los que aparecían con este fusil de asalto y machetes que habían publicado en Instagram.


Entre esas grabaciones, incautadas en el domicilio de uno de ellos en una tarjeta SD, figuraba una en la que dos individuos con el rostro tapado aparecen en un local con una imagen de la Puerta del Sol de fondo, han informado a Europa Press fuentes policiales.


El auto también precisa que se les incautaron, en una parcela que empleaban para entrenamiento, cinco cargadores vacíos de arma larga, 37 cartuchos del calibre 7.62 y una funda de arma larga.


El juez precisa que los dos detenidos se reunían en una caseta de la parcela, situada en un parque del distrito de Valdebernardo de Madrid y habían sufrido una "progresiva radicalización de corte yihadista".


Una persona les había vendido el AK-47 que utilizaron para grabar imágenes que acompañaban de símbolos del Estado Islámico, entre ellos una bandera. Los vídeos también incluían "cánticos y frases de corte yihadista".


Cuando fueron arrestados, se encontraban en una fase en la que comenzaban a distribuir a través de las redes sociales estas imágenes. Ya lo habían hecho en Instagram --primero con difusión pública y después "entre amigos"-- y planeaban subirlas a Facebook y Youtube.


COMPRAS DE MÁS FUSILES POR 6.000 EUROS


También querían aumentar el volumen de su arsenal. Llegaron incluso a mantener una reunión con una persona a la que ofrecieron 6.000 euros por varios AK-47 más. Teniendo en cuenta la gravedad de los hechos, el juez les envía a la cárcel y advierte que se está analizando el material incautado.


Los especialistas de la Policía Nacional han llevado a cabo cuatro registros en domicilios y uno en el solar en el barrio de Valdebernardo, dentro del distrito madrileño de Vicálvaro, junto a unas pistas deportivas. Hasta allí se desplazó una excavadora municipal para ayudar en las labores de inspección, a las que se sumaron perros policías.


Vecinos del barrio explicaron, al término del operativo policial, que en el interior de este solar vive una persona, conocida como Alí, que trataba con un grupo de hasta diez jóvenes magrebíes.


Estos vecinos comentaron que este lugar, bautizado como 'la cabaña' es habitual para el menudeo de drogas y que es muy frecuentado por este grupo de jóvenes que, en algunas ocasiones, llegaron incluso a exhibir un machete de grandes dimensiones.


Policia Kalashnikov


LA POLICÍA BUSCA EL KALASHNIKOV Y A LOS QUE LES OFRECIERON MÁS ARMAS


La Policía Nacional busca el Kalashnikov y a la persona o personas que ofrecieron a los dos yihadistas detenidos obtener más fusiles de este tipo, además de armas cortas y granadas de manos obtenidas en el mercado negro, han informado fuentes de la lucha antiterrorista.


El operativo de búsqueda liderado por la Brigada de Información de la Policía en Madrid tiene como prioridad hallar el Kalashnikov (fusil AK-47) que obtuvieron Edrissa Ceesay Sanuwo y Samir Sennouni Mouh, así como la persona que se lo suministró en La Cabaña, que era como se conocía a una parcela en Valdebernardo frecuentada por estos dos yihadistas a los que ha enviado este viernes a prisión el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz.


En su auto de prisión, el magistrado señala la "progresiva radicalización" de estos jóvenes de 25 y 18 años nacidos en España aunque con familias procedentes de Gambia y Marruecos. La Policía les ha incautado varios vídeos en los que lucen el Kalashnikov así como un machete militar. Varios vecinos han confirmado que vieron a los detenidos portando un machete de grandes dimensiones en La Cabaña.


CARGADORES Y MUNICIÓN EN LA CABAÑA


La Cabaña, un solar de unos cien metros cuadrados cercado por un muro de ladrillos, está situado en un parque en el barrio de Valdebernardo, dentro del distrito de Vicálvaro, entre la avenida de la Democracia y la calle Cordel de Pavones. Al lado se encuentran unas pistas deportivas, además del Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid, un centro comercial o varios colegios e institutos.


Esta parcela fue inspeccionada el miércoles por agentes de la lucha antiterrorista, que contaron con la ayuda de perros policías y de una excavadora municipal que limpió un solar repleto de basuras y desechos. Aquí vivía un indigente, conocido por los vecinos como Alí, que abandonó el lugar custodiado por la Policía. Fue en este solar donde aparecieron los cargadores vacíos de AK-47 --cinco en total--, 37 cartuchos del calibre 7.62 mm --la usada por esta arma de guerra-- y una funda de arma larga.


La Cabaña de Valdebernardo se encuentra a menos de un kilómetro de la vivienda, conocida como Corralas de Moratalaz --entre las calles Luis de Hoyos Sainz y Brujas-- donde se centralizó durante horas uno de los cuatro registros llevados a cabo en domicilios por la Policía Nacional.

relacionada Los detenidos en Madrid por enaltecimiento yihadista tenían cargadores de fusiles AK-47

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil