lunes, 16 de mayo de 2022 10:11
Opinión

TUITS Y TRUCOS

Miquel Escudero
Miquel Escudero


RamondeEspana

Hace tiempo que un buen amigo mío me animó a abrir una cuenta de twitter, creo que muy pocos ignoran que se trata de una red social: un servicio de mensajes cortos de Internet, con un máximo de 140 caracteres. Diré que no me acaba de gustar entrar en un ámbito como ese, donde hay abundante bronca, gratuita y estúpida. Quizá lo considere algún día. 


Entretanto, leo con agrado Idiocracia (Ed. B), el último libro de Ramón de España, quien, harto de grandes palabras, comunica con desenfado, inteligencia y lucidez; un concepto este último, dice, que "nunca ha hecho feliz a nadie, pero que te sirve para morir siendo un poco menos tonto de lo que eras al nacer". 


El subtítulo es 'Cómo cargarse una democracia en solo treinta años' y sustituirla por un producto degenerado, conformado por la idiotez. Demos alguna idea de lo que se trata en esta sátira: "España es la nación que cualquier mindundi nacido en ella se atreve a definir como 'ese país de cabreros', aunque su contribución a mejorar las cosas sea escasa, cuando no directamente nula". 


Idiocracia

Veamos otro párrafo sin desperdicio y que enlaza con el comienzo de este artículo: "Para retratar a la derecha española, basta con un tuit (aunque no estoy en Twitter porque es de esos sitios en los que tú dices 'Hoy brilla el sol en Barcelona' y enseguida te contesta alguien con algo parecido a esto: 'Y te molesta, ¿verdad, botifler, colono de mierda? Preferirías que lloviera, ¿no? Pues si no te gusta el clima de Barcelona, ¡vete a Madrid, hijo de la gran puta!')".



Este país, cuenta Ramón, no aprecia los matices y bulle de moralistas: "de gente que dice aspirar a una sociedad mejor cuando en realidad, sirviéndose frecuentemente de los chollos de la corrección política, contribuye enormemente a la instauración de la idiocracia".


Para ir bien, todo el mundo debería sentirse obligado a respetar a quienes discrepen de ellos. En cuanto al truco de hacerse el tonto, alude al Gran Wyoming y a Jordi Évole "dos tipos simpáticos y hasta puede que unas excelentes personas, pero nunca llegan al fondo de las cosas; a veces por incapacidad, a veces porque su catecismo progre se lo impide".


Ambos se lo han montado muy bien, dice: "hay temas para los que se la cogen con papel de fumar (el independentismo catalán, por ejemplo, no les fueran a confundir con unos fachas)". Magnífico España: lucido, inteligente, desenfadado… eficaz.

COMENTAR

2 Comentarios

1

Con tantas alertas de fuego y un ambiente tan caldeado en las redes y en la idiocracia dominante que se sirve de ellas para alelar a todo quisqui, hacen falta muchos apagafuegos. ¡Qué ingeniosas "ideas de bombero" que tiene Ramón de España, con su característico buen humor!.

escrito por 30/ene/17    18:13
2

De acuerdo en que en vez formar un país democratico se ha atontado a la gente, pero los más culpables ha sido los políticos que desde la Constitución hasta hoy han hecho ejercicio de corrupción política.

escrito por Anton Capitán Romero 30/ene/17    14:30

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil
CLABE