lunes, 23 de septiembre de 2019 00:49
Politica

Rivera afronta el congreso de C’s con su liderazgo renovado pero con un fuerte debate en torno al ideario

|

Albert Rivera no 1


Ciudadanos celebra este fin de semana en Madrid su IV Asamblea General para, cinco años después del congreso de 2011, actualizar sus Estatutos, su estrategia política y su ideario


El presidente de la formación, Albert Rivera, llega a este cónclave tras haber sido reelegido en primarias y con al menos un 70% de los compromisarios del congreso a favor de sus tesis, aunque es posible que en el debate sobre el ideario se escenifique el rechazo de una parte de la militancia.


El sábado por la tarde se desarrollará el debate y la votación de las 75 enmiendas planteadas por los afiliados a los documentos base propuestos por la dirección del partido: 25 enmiendas para Estatutos, tres de ellas a la totalidad; 25 para estrategia, dos de ellas a la totalidad; y otras 25 para ideario, con dos a la totalidad.


Las enmiendas al documento de Estatutos abogan por revisar las normas que se pretenden establecer para el sistema de primarias con el que se elige a los candidatos del partido a ocupar cargos públicos.


Mientras algunas piden ampliar más el ámbito de las primarias, otras quieren restringirlas. Además, una de las enmiendas defiende que en todos los procesos electorales internos se vote en urna, no telemáticamente.


POLÉMICA SOBRE LA PROHIBICIÓN DE LAS CORRIENTES INTERNAS


Otros temas que se abordarán en la ponencia de Estatutos son los derechos de los afiliados y el régimen disciplinario, habida cuenta de que una de las propuestas de la Ejecutiva que más malestar generó entre la militancia fue la de castigar como infracción grave la "creación o participación en corrientes de opinión contrarias a los intereses del partido en su conjunto".


Sin embargo, sobre este asunto la dirección no descarta poder alcanzar un acuerdo transaccional con los enmendantes para corregir la redacción de esa parte y aclarar que se refieren a aquellos "grupos organizados" de personas que entran en el partido con el objetivo de perjudicarlo.


Respecto a la definición de la estrategia de Ciudadanos para los próximos años, los compromisarios que participen en el congreso tendrán que decidir cuál es el momento adecuado para que el partido entre en gobiernos de coalición con otras fuerzas políticas.


El planteamiento de la dirección de C's es esperar al próximo ciclo electoral, tanto en el ámbito autonómico y municipal como en el Gobierno nacional, para que antes los cargos públicos adquieran la necesaria experiencia en el trabajo institucional. La otra opción que tendrán los compromisarios es apoyar una enmienda parcial que aboga por "exigir" la entrada en gobiernos de coalición a todos los niveles en aquellos lugares donde la formación naranja sea decisiva.


Además, los militantes han querido que en la Asamblea General se hable del nivel de autonomía que tendrán las agrupaciones locales y los grupos municipales. Por ejemplo, se someterá a votación una enmienda que propone que sean las agrupaciones y los concejales de cada municipio los que tomen las decisiones relativas a pactos de gobierno y mociones de censura, en lugar de que lo haga la dirección nacional.


Ciudadanos 8


SOCIALDEMOCRACIA SÍ O NO


Pero el debate más esperado es, quizá, el del documento de valores, ya que son varias las enmiendas que piden mantener aspectos clave del ideario actual de Ciudadanos, vigente desde hace diez años. Fundamentalmente, discrepan con la dirección del partido porque se niegan a eliminar las referencias a la socialdemocracia y al origen C's como una formación que surgió en Cataluña para hacer frente a las "políticas nacionalistas identitarias".


La propuesta de la Ejecutiva consiste en describir a Ciudadanos como un partido "liberal progresista, demócrata y constitucionalista" y en suprimir la alusión al "socialismo democrático" como una de las fuentes de las que bebe ideológicamente.


Sin embargo, parece que esa redacción no satisface a una parte de la militancia, que votó para que este tema se discutiera en la Asamblea General. El desacuerdo con el cambio de ideario también se puso de manifiesto en la elección de compromisarios para el congreso, ya que la candidatura Mejor Unidos --que rechaza dicho cambio-- fue la más votada en Cataluña, por delante de la lista avalada por Albert Rivera.


Para los compromisarios de Mejor Unidos, el ideario vigente es más sólido desde el punto de vista intelectual y teórico que el que plantea la dirección, que, a su juicio, utiliza conceptos ideológicamente vacíos. Ven más acertado seguir diciendo que Ciudadanos se nutre tanto del liberalismo progresista como del socialismo democrático, y no olvidar que nació para combatir el nacionalismo.


Conscientes de que las votaciones de las enmiendas de ideario pueden estar reñidas, miembros de la Ejecutiva de Rivera se han dedicado a explicar en los medios de comunicación, en los días previos al congreso, por qué creen que hay que renovar el documento de valores.


Su principal argumento es que en la práctica C's aplica políticas que se enmarcan dentro del liberalismo progresista, conjugando la defensa de las libertades individuales con la promoción de políticas sociales.


AUSENCIA DE LAS PRINCIPALES VOCES CRÍTICAS


Salvo sorpresas, Rivera tiene asegurado un amplio respaldo a sus propuestas para el futuro de Ciudadanos, ya que al menos el 70% de los compromisarios electos se presentaron como candidatos oficialistas, a los que se suman miembros del nuevo Comité Ejecutivo.


Además, no estará la voz crítica más visible dentro del partido, la eurodiputada Carolina Punset, que se casa este sábado con el portavoz de C's en las Cortes Valencianas, Alexis Marí, y tampoco habrá representantes del grupo TranC'sparencia, según la Secretaría de Organización. No obstante, algunas de las enmiendas que se debatirán cuentan con su apoyo o, directamente, fueron impulsadas por ellos.


En total habrá 573 compromisarios: los 477 que fueron elegidos por la militancia, los 37 integrantes de la Ejecutiva de Rivera y los 59 integrantes del Consejo General. La ponencia de estrategia la defenderán el secretario general, José Manuel Villegas, y el secretario de Comunicación, Fernando de Páramo; la de Estatutos, el secretario de Organización, Fran Hervías, y el secretario de Acción Institucional, José María Espejo; y la de valores, el portavoz en el Congreso, Juan Carlos Girauta.


Los compromisarios se dividirán en tres grupos de trabajo --uno para cada ponencia-- que someterán a votación las respectivas enmiendas, y tanto las que se aprueben (por mayoría simple) como las que obtengan un apoyo de al menos el 35% se debatirán después en el plenario, que decidirá la redacción definitiva de los tres documentos.


COMENTAR



Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil