viernes, 17 de agosto de 2018 10:55
Sociedad

Alimentos habituales en nuestra lista de la compra con pasado militar

|

Pan molde

El pan de molde es uno de los alimentos con pasado militar


La investigación militar ha servido para mejorar áreas como las comunicaciones o la tecnología pero también ha sido clave en otros aspectos de nuestra vida cuotidiana. Hace apenas unas semanas, en PressDigital hablamos de los inventos militares corrientes en nuestro día a día.


Ahora es el turno para los alimentos. Muchos de los habituales en supermercados y nuestras listas de la compra tienen también un pasado militar ya que se inventaron en laboratorios como raciones de comida para alimentar a las tropas.


El libro 'Combat-Ready-Kitchen: How the US Military shapes the way you eat' propone un curioso acercamiento a la gastronomía y a la lista de la compra desde el punto de vista de la historia militar. Y es que nuestra despensa se parece mucho más de lo que creemos a la del ejército.


CRITERIOS BÁSICOS


El criterio de las comidas para servir a las tropas está claro: poco volumen, poco peso, larga conservación y, a ser posible, mucho valor energético. Que sepa bien es secundario para los ingenieros gastronómicos militares. Ahora bien, poco a poco, este último argumento ha ido ganando peso.


De la lista de Anastacia Marx de Salcedo, autora del libro, los alimentos más llamativos son los Cheetos. Pero no se trata del snack en sí lo que se inventó sino el queso deshidratado, un invento militar durante la II Guerra Mundial.


Además de las míticas latas de conserva o productos embotellados, también llama la atención las barritas energéticas. Del ejército al deporte y, de ahí, a nuestra lista de la compra. Una solución rápida, fácil y saludable para un pequeño aperitivo que sacia el hambre.


También el pan de molde industrial está entre los alimentos con origen militar. La clave para que dure semanas sin perder la frescura es el uso de unas enzimas que resisten el calor del horneado y que se mantienen activas durante muchos días.


CONSERVACIÓN


El film transparente también fue un encargo explícito de los militares para mejorar la conservación de los alimentos. A pesar de que siempre se piensa en productos conservados, industriales y procesados, la conservación es un eje fundamental de las investigaciones que se desarrollan en el ejército.


Sistemas de conservación como el denominado DPP -un método de alta presión- se han popularizado en alimentos y platos ya preparados. El guacamole que se compra ya hecho, o muchos de los zumos son ejemplos bastante cotidianos de uso de este sistema de conservación que elimina las bacterias a base de presión y además permite a los fabricantes presumir de no usar conservantes.


RACIONES INDIVIDUALES


Las raciones individuales son otro de los logros de esta ingeniería gastronómica militar, cuyas consecuencias llegan hasta, por ejemplo, esas manzanas ya cortadas y envasadas que sirven algunas cadenas de comida rápida.


relacionada Inventos con pasado militar antes de popularizarse entre la sociedad

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil