miércoles, 12 de diciembre de 2018 15:42
Opinión

LA COMISIÓN DE GARANTÍAS DE PODEMOS NO HA FUNCIONADO NUNCA

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital


Pablo Iglesias 1 1

Pablo Iglesias practica la "purga" entre los críticos.


Los partidos políticos, todos, hablan de democracia interna, pero a la hora de la verdad hay una regla indiscutible: se discutible hasta que se marca una línea, a partir de la cual, no se discute más, sino que todos deben obedecer y hay que seguir la línea. El que ose dar un paso fuera de la misma, es un hereje y merece ser expulsado. Esta es la triste realidad de las organizaciones. Lo lamentable es que se llamen democráticas. Aquí no se salva ningún partido viejo o nuevo.


En Podemos, como en cualquier otro partido, existe la Comisión de Garantías, que la vendieron como independiente y que debía garantizar, un marco de funcionamiento interno,  más ético, que el del resto de los partidos, y debía ser más eficaz en la aplicación de normas y resolución de conflictos. Pero además, según sus promotores “la Comisión constituía un órgano innovador capaz de promover una cultura militante”.


Esa es la teoría, porque en la práctica es otra cosa bien distinta. La Comisión de Garantías nacionales y autonómicas no funcionan. Caso que llega a ellas, caso que se archiva en un cajón, o en otro lugar más seguro: la papelera. Nadie resuelve nada, para desesperación de los militantes que ven como sus derechos se ven vulnerados, sin que nadie les explique por qué está sucediendo, si iban a ser un modelo.


No hay organización, y a la cúpula de Madrid, con Pablo Iglesias a la cabeza, solo le interesa el Congreso de los Diputados y los medios de comunicación amigos, para hacerse su propia imagen. Pero lo que venden es humo. Es una organización sin estructura, sin experiencia y sin ganas de trabajar.


Alguien debería explicar los casos que se han archivado o aquellos que han llegado hasta la justicia por las denuncias de militantes. Son muchos aunque los intenten invisibilizar.


En Andalucía, donde Podemos está controlado por Teresa Rodríguez, con mano dura. Allí los expedientes se multiplican y la huida de militantes no cesa. En otras comunidades autónomas, las denuncias son múltiples y en Catalua, la Comisión crea sentencias a "cuenta gotas" y sus sentencias son "pateadas" o "olvidadas sine diem" en Madrid, como sucede en el resto del Estado.


Las irregularidades se siguen produciendo para el desespero de los militantes que ven como sus ilusiones se han ido a los carnavales de Cádiz, donde está de alcalde el marido de Teresa, el conocido como Kichi.


Con un partido así, ¿dónde quieren llegar?, sencillamente a seguir viviendo de la palabrería de unos cuantos dirigentes, que ganan unos buenos sueldos, tienen la cuenta bancaria saneada y los demás, "a obedecer" porque si no se los cepillan como está mandado. Es el modelo bolivariano, disfrazado de moderno.


Que se enteren todos, la Comisión de Garantías de Podemos no ha funcionado nunca, en ninguna parte del territorio español y son cientos los casos de denuncias que están presentadas en los juzgados. ¿Dirán cuantas?.


¿ Y estos de Podemos son los que pretenden dar lecciones a los demás? . 

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil