jueves, 24 de mayo de 2018 16:07
Politica

Informes internos de los Mossos culpan a los Jordis y a Trapero del asedio a la Guardia Civil

|

Coche guardia civil 20 set 2017

Uno de los vehículos de la Guardia Civil el pasado 20 de setiembre


Los documentos interceptados por la Policía Nacional antes de su destrucción en una incineradora revelan la colaboración de Trapero con Sànchez y Cuixart en las acciones de bloqueo de la comisión judicial durante el registro de la Conselleria de Economia el pasado 20 de septiembre.


Además de apuntar el protagonismo de los presidentes de la ANC y de Òmnium Cultural como dirigentes y portavoces de la concentración, los documentos, de los que se ha hecho eco la Brigada Provincial de Información de Barcelona de la Policía Nacional, también destacan la "ausencia de una clara voluntad de auxilio" de los mandos de los Mossos para dispersar a los manifestantes y facilitar la evacuación de los agentes que participaron en el dispositivo. Los informes, desconocidos hasta ahora, fueron interceptados por la Policía Nacional en una planta incineradora de Sant Adrià de Besòs (Barcelona) el 26 de octubre, solo unas horas antes de que entrara en vigor el artículo 155.


Según revela este sábado el periódico digital ‘El Confidencial’, en la treintena de cajas que los Mossos pretendían destruir había varias actas del Área de Mediación y Negociación (AME) del cuerpo, una unidad creada por el Govern en 2012 para rebajar la tensión de protestas violentas y que acudió al departamento de Economía para evaluar las movilizaciones contra la Guardia Civil. En un primer momento, los miembros de la AME se acercaron a los concentrados para entablar contacto, pero fueron rechazados "porque los toman por guardias civiles de paisano", cambiando la actitud de los manifestantes al identificarse como Mossos.


Así consta en el informe recuperado con referencia AME 302/2017. Tras esa primera gestión, los agentes de la AME optaron por acercarse a Sánchez y Cuixart, así como al directivo de la ANC Xavier Vidal, que también estaba presente. A los tres los consideran en el acta "dirigentes de la concentración". Según la Policía Nacional, "las referencias a las conversaciones que mantienen [los mossos] con los responsables" de la ANC y Òmnium "no dejan lugar a dudas sobre la actitud netamente hostil y beligerante de los concentrados hacia la comisión judicial y los agentes de la Guardia Civil, manifestando los mencionados [Sánchez, Cuixart y Vidal] que en ningún momento iban a pedir a la gente nada que significase facilitar el trabajo de la Guardia Civil".


DIRIGENTES DE ERC Y PDECAT COMO INTERLOCUTORES


Los efectivos de la AME también reflejaron en su informe las conversaciones que mantuvieron con los políticos independentistas presentes en el cerco. Mencionan a los dirigentes de ERC Anna Simó y Alfred Bosch y a los de Junts pel Sí, Neus Munté y Nuria de Gispert. "Que en su rol de mediadores, [los mossos] preguntaron directamente a estos representantes políticos por las intenciones de los concentrados y la posibilidad de abrir un pasillo para facilitar las labores de la comisión judicial y la Guardia Civil, respondiéndoles concretamente la Sra. Anna Simó que 'estaba claro que la masa no permitiría que nadie saliese del edificio', refiriéndose a nadie externo, aunque sí permitirían el libre acceso a trabajadores y afines a los concentrados", señala el informe de la Policía Nacional.


Otro de los documentos recuperados (AME 306/2017) relata las gestiones de los mossos con el fin de "facilitar una salida segura a la letrada de Administración de Justicia". Su evacuación se produjo de madrugada, a través de la azotea, y saliendo por el edifico anexo, el Teatro Coliseum. Según los agentes de la policía autonómica, los propietarios de la instalación, del Grupo Balañá, se opusieron a esa medida de urgencia "temerosos de que si se hacía pública su ayuda en la evacuación de los participantes en los registros, podrían sufrir represalias por parte del entorno independentista".


La Brigada Provincial de Información señala también el "excepcional protagonismo dado por los mandos de los Mossos a los dirigentes de la ANC y Òmnium" en la gestión de esta crisis. "Cabe dar relevancia a la importancia que tuvieron los representantes de la ANC, los señores Jordi Sánchez y Xavier Vidal, y de Òmnium Cultural, señor Jordi Cuixart, quienes desde primeras horas de la mañana del día 20 de septiembre capitalizaron y dirigieron la concentración de protesta, siendo sus indicaciones secundadas en todo momento por los concentrados".


Los informes revelan además que "estas personas fueron invitadas a participar en todas las reuniones que los mandos de los Mossos mantuvieron con los de la Guardia Civil, recabando su opinión sobre cuestiones operativas (pasillo de seguridad, contención de los concentrados) y aceptando sus sugerencias, permitiéndoseles que pusieran en marcha decisiones operativas, cuando lo adecuado hubiese sido que los componentes del AME hubieran mantenido entrevistas separadas con estas personas".


LOS MOSSOS NO DAN LA IMPORTANCIA ADECUADA A LA CONCENTRACIÓN


Los documentos que iban a ser quemados también probarían, en opinión de la Policía Nacional, la "ausencia de una clara voluntad de auxilio por parte de los mandos de los Mossos para implementar medidas eficaces de orden público necesarias para apoyar y proteger la acción de la comisión judicial y de la Guardia Civil". "En un principio, y de forma que podría considerarse negligente", recoge el informe al que ha tenido acceso este diario, "los mandos de los Mossos no dan la importancia y dimensión adecuada a la concentración que se produce en protesta por la acción judicial (…), apreciándose, según consta en la documentación analizada, la negación de la existencia de un problema de orden público, a pesar de que el número de concentrados iba en aumento y se cortaron al tráfico vías principales de circulación, que colapsaron la ciudad".


Según relata la Policía Nacional, "cuando la concentración llega a ser tan numerosa que hace imposible la toma de cualquier medida de orden público sin que se produzcan graves altercados, [los mandos de los Mossos] dan la callada por respuesta y siguen difundiendo la idea de la actitud pacífica, que en absoluto se corresponde con la postura manifiestamente hostil hacia la comisión judicial y la Guardia Civil de los concentrados, para apoyar su inacción". Las consecuencias fueron los destrozos en tres vehículos de la Guardia Civil, "una situación de bloqueo que impidió el normal desarrollo de la acción judicial (…), una grave situación de inseguridad para los integrantes de la comisión judicial".


La Brigada de Información insiste en el liderazgo de Sànchez y Cuixart, “quienes en todo momento controlaron la actitud de la masa y gozaron de información sensible sobre lo que estaba sucediendo". La Policía concluye que esos hechos "ponen de manifiesto de forma clara el papel dinamizador" que la ANC y Òmnium, así como sus "dirigentes", "representan dentro del llamado 'procés' hacia la independencia de Cataluña y la consideración de que gozaron en el transcurso de estos hechos".


COLABORACIÓN ENTRE LOS ‘JORDIS’ Y TRAPERO


Así, según el reportaje publicado por ‘El Confidencial’, el hallazgo de estos informes de los Mossos sumaría pruebas inculpatorias contra Sánchez y Cuixart así como contra el Major de los Mossos, Josep Lluis Trapero. Los tres están imputados por sedición, entre otros delitos, desde el 16 de octubre. Los responsables de ANC y Òmnium, que ya llevan más de tres meses en prisión provisional, por dirigir a los manifestantes, y Trapero por la pasividad de los Mossos ante estas movilizaciones y durante el 1-O.


Al trascender que la Policía Nacional se había personado en la incineradora para llevarse documentos trasladados clandestinamente por los Mossos, portavoces de este cuerpo aseguraron que se trataba de una simple destrucción de material antiguo y sin valor judicial que se efectúa periódicamente para liberar espacio en sus oficinas centrales. Sin embargo, los hechos a los que se refieren estos informes de la AME se habían producido solo 36 días antes del descubrimiento y ya en ese momento se trataba de un episodio que estaba bajo investigación en el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona y en la Audiencia Nacional.

relacionada Los Mossos usaron identidades falsas para espiar a Albiol y Millo
relacionada ​La Guardia Civil entra en comisarías de Mossos para pedir grabaciones del 1-O

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil