jueves, 19 de octubre de 2017 20:23
Opinión

EL FLORENTINATO, EN FASE TERMINAL

Sergio Fidalgo
Sergio Fidalgo

El Real Madrid puede tener un gran año. Basta con que el Barça tenga una mala racha y los merengues se espabilen. Queda tanta temporada que todo es posible, y los culés que ahora se ríen a mandíbula batiente por las desgracias blancas, pueden acabar llorando.


Si Messi se ‘ausenta’, como le ha pasado en otras temporadas, a Suárez se le acaba la impunidad y los árbitros le comienzan a sancionar como se merece y Neymar vuelve a las tontunas que le dan de vez en cuando, el Fútbol Club Evasor de Impuestos puede quedarse a cero.


Lo que nunca volverá a ser como antes es el ‘Florentinato’. La particular manera que tenía el actual presidente blanco de dirigir el club está en un final de ciclo. Con la prensa madrileña oliendo sangre y el Bernabéu muy enfadado va a ser difícil que Florentino Pérez vuelva a gozar de la impunidad de la que disfrutó durante años.


Los aplausos constantes y el silencio cómplice de la afición merengue han llegado a su fin. Por mucho que el Madrid gane títulos esta temporada el virus de la disensión ya se ha instalado entre la afición blanca. El ‘estilo’ de Florentino, basado en grandes fichajes para vender camisetas y mejorar la marca ‘Real Madrid’ en todo el mundo, se ha puesto en cuestión.


Los seguidores del Madrid quieren que su equipo gane siempre al Barça, y jugando como lo hacen lo culés, con autoridad y enamorando al orbe futbolístico. Y ya ‘pasan’ de los récords inútiles de Cristiano Ronaldo y de las glosas sobre las virtudes futuras y posibles de la ‘BBC’ blanca. Quieren menos propaganda y más chicha sobre el terreno de juego.


Si Benítez se acaba comiendo los turrones en el banquillo, y acaba levantando alguna Copa, no va a ser decisivo en la resurrección del ‘Florentinato’. El actual inquilino del palco merengue podrá aguantar una, dos o tres temporadas. Pero las críticas, los pitos y el cuestionamiento de su figura va ir en su aumento.


Y ridículos como el de la Copa del Rey indican que la maquinaria burocrática del Real Madrid está más que oxidada. Como el Imperio Romano en sus peores momentos el “sálvese quien pueda” será pronto el grito de guerra en los despachos del Bernabéu.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil