viernes, 7 de octubre de 2022 17:22
Salud

Los pacientes Covid pueden desarrollar niebla mental o demencia en los dos años posteriores a la infección

El estudio arroja luz sobre los efectos neurológicos y psiquiátricos de la Covid-19, tanto a largo como a corto plazo.

 

|

Pexels pavel danilyuk 6753175
Dolor de cabeza - Pexels

 

Los pacientes que se recuperaron de Covid-19 tienen un mayor riesgo de niebla mental e incluso desarrollar demencia durante los dos años posteriores a la recuperación, según un nuevo estudio académico. Los de la investigación, que encuestó a más de 1,25 millones de personas, se publicaron recientemente en la revista The Lancet Psychiatry .

 

El estudio arroja luz sobre los efectos neurológicos y psiquiátricos de la Covid-19, tanto a largo como a corto plazo.

 

¿Qué es la niebla mental?


El término niebla mental no es nada específicamente científico o médico. Más bien, es algo que la gente usa para describir cómo se siente.

 

Tal y como señala el blog de salud de la Universidad de Harvard, los síntomas de niebla mental se refieren a cuando el pensamiento de uno es confuso, lento y no agudo .

 

Respecto a lo que causa la niebla mental, hay varias causas posibles. Puede variar desde estar demasiado cansado, tomar ciertos medicamentos o tener alguna enfermedad.

 

Niebla mental y COVID-19


Ahora sabemos que la Covid-19 es capaz de numerosos efectos en el cerebro, destacando la niebla mental. Si bien en la mayoría de los casos, la niebla mental se disipa, se ha informado que persiste incluso después de que el paciente haya superado el Covid-19. 

 

Estos síntomas se engloban dentro de lo que se conoce como Covid persistente, un cuadro clinico que puede desarrollar uno de cada ocho pacientes infectados por el coronavirus. Además de la niebla mental, el paciente puede experimentar otros síntomas como la pérdida del olfato o del gusto, dificultad para respirar, dolores corporales y fatiga. 

 

¿De qué otra manera afecta el COVID-19 al cerebro?


El estudio abarcó una gran cantidad de afecciones neurológicas y de salud mental, como niebla mental, que podrían aparecer después de la infección por COVID-19. Los niveles de riesgo de algunos de estos trastornos comunes, como la ansiedad, tendieron a volver a los niveles iniciales en uno o dos meses. Pero no ocurre lo mismo en otros casos. 

 

Los riesgos de niebla mental continuaron siendo altos durante dos años. Este también fue el caso con otras condiciones como la demencia, la epilepsia, las convulsiones y los trastornos psicóticos.

 

Sin embargo, lo que también es interesante de notar son las variantes en juego. Ha habido numerosas variantes del SARS-CoV-2, el nuevo coronavirus que causa el COVID-19. En particular, dos de estas variantes, Delta y Omicron, fueron destacadas en el estudio por haberse relacionado con un mayor riesgo de trastornos neurológicos y psiquiátricos en comparación con otras variantes. 

 

La razón por la que es tan importante tener esto en cuenta es que la variante Omicron tiende a causar un conjunto mucho más leve de síntomas de COVID-19 que Delta. Sin embargo, las tasas de aumento del riesgo de confusión mental y otros trastornos neurológicos de Omicron son similares a las de Delta. En otras palabras, puede causar síntomas más leves, pero puede ser igualmente devastador neurológicamente a largo plazo.

 

También es interesante notar la diferencia en la demografía de edad. Los niños tendían a tener poco o ningún riesgo mayor de desarrollar síntomas como confusión mental debido al COVID-19, mientras que los adultos sí. Pero entre los adultos mayores de 65 años, las cifras aumentaron aún más.

 

¿Cuánto dura la niebla cerebral COVID?
 

De momento no está claro. La pandemia aún es relativamente nueva y está en curso. Como tal, no está claro cuánto durarán estos síntomas. Será necesario realizar más investigaciones para explorar esta vía en el futuro.

 

¿Cómo deshacerse de la niebla mental?


Desafortunadamente, no hay medicamentos o tratamientos aprobados como vitaminas para la niebla cerebral. Sin embargo, eso no significa que no haya acciones que se puedan adoptar para tratar de despejarla. 

 

En general, el tratamiento de la niebla mental tiende a incidir sobre ciertos factores ambientales y opciones de estilo de vida. Esto se debe a que la niebla mental en sí tiende a ser causada por la inflamación, y estas opciones pueden ayudar a reducir la inflamación.

 

Los siguientes son ejemplos actividades para alibiar la niebla mental:

 

- Dormir más y tener un horario de sueño constante.


- Tener una dieta saludable para asegurarse de comer sano, lo que incluye comer alimentos ricos en antioxidantes como naranjas y arándanos, o alimentos como ácidos grasos omega-3 como el pescado.


- Alrededor de 30 minutos de ejercicio diario.


- Tome descansos de salud mental para evitar la fatiga o el agotamiento, que pueden incluir cualquier cosa, desde descansar los ojos, salir a caminar o escuchar música.


- Manténgase hidratado bebiendo mucha agua.


- Evite beber demasiada cafeína o alcohol.


Con el tiempo, estas decisiones pueden marcar una gran diferencia, incluso con el COVID-19. No eliminará la niebla mental al instante, pero es un paso en la dirección correcta .

 

COMENTAR

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil
CLABE