lunes, 21 de mayo de 2018 16:58
Opinión

¿PLURALIDAD EN TV3?

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

Camiseta



Cuando unos medios de comunicación que se llaman públicos, es decir que pagagamos entre todos los ciudadanos, independientemente de su ideología optan por representar a un determinado partido político, dejan de considerarse públicos  para convertirse en voceros ideológicos del mismo, sin tener en cuenta que representan a todos y no solo una parte: sectarismo puro y duro.


El pasado sábado TV3, la "tele del procés" volvió a hacer de las suyas, ¿pero a dejado de hacerlo en algún momento?, cuando en el programa "Preguntas frecuentes", trataban el tema del 50 aniversario del Rey Felipe. Ocasión que fue aprovechada para echar por tierra al monarca y a la monarquía. Tanto en las formas como en el fondo, fue un acoso y derribo. Una campaña en toda regla para calentar los ánimos, como si ya no estuvieran lo suficiente.


La presentadora, Laura Rosell, la que trata con guante de seda a Rahola y toda la colla de afines y defensores de la hoja de ruta separatista, pero se muestra muy chula, poco profesional y menos tolerante con los que no son de la cuerda, hizo un programa del cumpleaños real, de lo más denigrante, frívolo y la objetividad se la había dejado en el despacho de su director, Vicens Sanchís, alias el sectario mayor del reino, cuestionado hasta por sus propios trabajadores.


La Rosell, más chula que una espaldeña salió con una camiseta del Rey Felipe,: ¿ aparecerá alguna vez con la camiseta de Pujol, Millet y la colla del Palau?. Escogiendo como percha a Pilar Urbano y su libro sobre "La pieza 25- Operación salvar a la infanta" en la que se despacha a gusto con el rey emérito, aprovechó la ocasión para mostrar lo malo de la monarquía. Para ello contó además con el bolivariano Monedero, todo un ejemplo de demócrata. Que se lo pregunten a una buena parte de la ciudadanía de la muy democrática República bolivariana de Maduro. Cuatro tertulianos, tres de los cuales afines y otra no tanto. Es la cuota del disimulo para que no se diga.


Pero si con esto no era suficiente, pasaron un pequeño reportaje de la trayectoria del Rey, con una música muy acorde con la intencionalidad del programa: Paquito el Chocolatero. Un título muy sugerente, aunque el nombre se podría cambiar por Jordi el Chocolatero, Mas el Chocolatero y una larga lista de nombres "ilustres" de esta Catalunya de "tots", más de unos que de otros.


Lo curioso del caso es que, no es un programa solo de TV3 , sino que la productora del mismo es El Terrat, cuyo propietario no es otro que Andreu Buenafuente. ¿Lo conocen? Resulta curioso que permita la falta de pluralidad, pero claro, la pela es la pela.


TV3 puede hablar de cualquier tema, es evidente, pero la balanza debe estar equilibrada. A la gente no se la adoctrina, se le ofrece  opiniones diferentes para que disponga de información suficiente y  hacerse su propia opinión y no se debe tomar parte. El adoctrinamiento es malo y además ni es profesional, ni democrático.


Luego hablan de falta de democracia, libertad de expresión y todo lo que se quiera añadir. Exigen lo que no practican.


Como decía Jesús Hermida: "Los periodistas  no son predicadores ni sentenciadores de la verdad y hay muchos en televisión y radio sentenciando la verdad “



Artículo original publicado en catalunyapress.es 

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil