domingo, 25 de julio de 2021 19:53
Sociedad

Noche de disturbios en Lavapiés por la muerte de un mantero

|

Distturbios lavapies


Un total de 10 agentes de la Policía Nacional resultaron heridos en la noche de este jueves durante los disturbios que se produjeron en el madrileño barrio de Lavapiés donde un joven senegalés murió de una parada cardiorrespiratoria en circunstancias que aún se desconocen.


Los heridos pertenecen a los antidisturbios y a la Unidad de Prevención y Reacción (UPR)


Seis personas, todas españolas y entre ellas una mujer y un menor, fueron detenidas en los disturbios, durante los que se quemaron contenedores y mobiliario urbano, así como fueron dañadas dos sucursales bancarias y se formaron barricadas.


Según la Jefatura Superior de Policía, la intervención de las Unidades de Intervención Policial (UIP) se produjo a partir de las 20:50 horas, tras recibir aviso de la Policía Municipal de Madrid ante la concentración de personas que se estaba produciendo en Lavapiés tras la muerte del joven.


Las mismas fuentes señalan que la concentración de personas impedía al furgón que trasladaba el cadáver del joven de nacionalidad senegalesa, identifidado por una red de vecinos de Lavapiés como Mmame Mbage; y destacan la presencia de "gente con palos" y "alzando barricadas".


Fue la Policía Nacional la que tuvo que actuar ya que la unidad de antidusturbios del Ayuntamiento de Madrid fue eliminada por el Gobierno de Manuela Carmena. 


MBAGE NO ESTABA VENDIENDO NADA


Según publica 'ABC', el senegalés muerto no estaba vendiendo nada cuando falleció. Fueron varios amigos los que acudieron a pedir ayuda a unos agentes que se encontraban por la zona para hacer entrega de una notificación.


Según fuentes del caso, Mmame Mbage iba caminando con un amigo por la calle del Oso cuando se desplomó tras decir que se encontraba mal. Los agentes acudieron a socorrerlo. 


Le practicaron maniobra de reanimación cardiopulmonar mientras no llegaban efectivos del Samur. 


Habrían sido grupos radicales del barrio los que empezaron a caldear el ambiente en las redes sociales, acusando a los agentes de la muerte de muchacho. 


LAVAPIES DESPIERTA CON NORMALIDAD


El madrileño barrio de Lavapiés ha amanecido esta mañana con normalidad y desde primera hora de la mañana efectivos del Selur y del personal de limpieza del Consistorio remataban la recogida de escombros de los desperfectos generados por la quema de contenedores y rotura del mobiliario.


Efectivos de Policía Nacional siguen en la zona para supervisar que no se reproducen los incidentes de ayer por la tarde y que se prolongaron hasta altas horas de la madrugada después de que un cidadano senegalés falleciese por una parada cardiaca tras una persecución policial, según los testigos.


Durante esta mañana se está produciendo una concentración de allegados y compañeros del senegalés fallecido. Rostros serios y alguna nuestra de indignación son la tónica de la concentración en la plaza Nelson Mandela, donde esta tarde hay convocada una concentración de repulsa por lo sucedido.


En la calle del Oso, donde murió el 'mantero', se ha improvisado un altar en su honor. Además, algunos vecinos del barrio se han acercado para apoyar al colectivo senegalés.


CIFUENTES CONDENA LA REVUELTA CALLEJERA


Por su parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha condenado la "revuelta callejera" en Lavapiés y ha trasladado todo su apoyo a "los policías heridos".


En una entrevista concedida a esRadio, la dirigente madrileña ha señalado que, pese a que no conoce "en profundidad" lo sucedido en el barrio madrileño, cree que se trata de "una vuelta de tuerca más".


Cifuentes ha defendido que una cosa son "las manifestaciones, que son un derecho constitucional y tienen que estar notificadas a la Delegación del Gobierno", y otra es lo sucedido este jueves, para ella, "una revuelta callejera con daños a bienes y personas".


La presidenta autonómica ha querido mandar "un abrazo muy fuerte a los policías heridos" y ha vuelto a trasladar su "apoyo absoluto" a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, como ha hecho "siempre". "Creo que cabe cualquier protesta en un Estado democrático pero se tiene que hacer de manera pacífica", ha defendido.


La dirigente regional ha lamentado la muerte de un ciudadano senegalés, que parece ser que fue "una muerte natural", y que "desembocó todo", pero ha hecho hincapié en que se vive en un Estado de derecho y hay que "respetarlo", lo que tiene que excluir "cualquier tipo de violencia".


Cifuentes ha recordado que en Lavapiés "se quemaron contenedores, se rompieron lunas de escaparate de comercio y se prendió fuego a sucursales bancarias". Se trata de "un acto de vandalismo absoluto en el que la Policía Nacional tuvo que intervenir", ha dicho.

relacionada Tensión en Lavapiés por la muerte de un mantero por una parada cardiaca en Madrid

COMENTAR

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil