viernes, 21 de septiembre de 2018 23:58
Opinión

PUIGDEMONT PIENSA QUE HA GANADO, PERO QUEDA AUN MUCHO PARTIDO

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

Carles puigdemont 29032018


Lo único claro que hay ahora en el panorama político catalán es que el reloj del Parlament de Catalunya sigue girando y son contados los días que le quedan al bloque independentista para presentar al candidato a la presidencia de la Generalitat que además ha de ser elegido en su sede. Ahí, no hay maniobras en la oscuridad que valgan: candidato o elecciones. Si el escogido está pringado en temas judiciales seguirá vigente el 155 hasta la convocatoria de unas nuevas y surrealistas elecciones.


La decisión del Tribunal Regional Superior Scheswig de dejar en libertad a Carles Puigdemont, con una fianza de 75.000 euros- que pagará la caja de resistencia de la ANC- y la obligación de presentarse cada semana, tras rechazar la acusación de rebelión para su extradición. Pero sí es acusado de malversación de fondos. El tribunal ha pedido más documentación al gobierno español para seguir estudiando el caso con mayor conocimiento y es probable que Alemania lo entregue finalmente a España, donde le podrían caer algo así como 8 años de prisión y unos cuantos de inhabilitación política por malversación de fondos.


La decisión ha sido celebrada por unos, es un éxito para el mundo independentista y sus satélites. Que nadie olvide que esto solo acaba de empezar, que el fiscal alemán va a recurrir la decisión del Tribunal. No hay que lanzar las campanas al vuelo porque aún queda mucho partido judicial.


Depende de cómo termine el culebrón judicial/político de Puigdemont y compañía puede significar un buen varapalo para la UE y la desestabilización de algunos países de la unión que tienen el mismo problema que España. En la propia Alemania sin ir más lejos, cuentan con el nacionalismo bávaro, que no es cualquier cosa. La UE no debe ser solo una unión monetaria, tiene que avanzar en otros campos, como los temas jurídicos, entre otros muchos. Si no avanza en otros temas, la UE puede quedar herida de muerte. Solo le falta esto, después de la grave crisis de la emigración que está viviendo el viejo continente, sin que se haya resuelto a día de hoy.


Alemania, como le ha sucedido a Bélgica, no sabe la bomba que le ha caído encima con Puigdemont si continua con su presencia activa en actos y medios de comunicación.


A día de hoy, el futuro candidato va cambiando por horas. Puigdemont dijo que renunciaba a serlo a favor de Sánchez y ahora dice que sí que quiere que la CUP y JuntsxCatalunya lo vuelvan a proponer para que sea él. Eso sí, ERC no está demasiado por la labor, pero no se planta ni busca otras alianzas posibles. Porque aquí de lo que se trata no es de resolver de la mejor manera posible el problema, sino de seguir mareando la perdiz, perder el tiempo y continuar tirándole de la barba a Rajoy y desafiando a la justicia, para ello se están gastando el dinero (¿de quién?) Para internacionalizar el procés.


Si hasta ahora se estaba en la noria, ahora entramos de lleno en el dragón Khan y algunos conocen el vértigo que esta atracción produce.


Solo nos queda: decirles que esto no se ha terminado, de momento, y la esperanza, que es lo último que se pierde. Confiemos que solo quede circo hasta mayo, en el peor de los casos.



Artículo original publicado en Catalunyapress

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil