domingo, 23 de septiembre de 2018 05:02
Opinión

COMÍN NO DEJA SU ACTA, SÁNCHEZ NO SERÁ PRESIDENTE Y EL PLENO EN EL AIRE

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

Comín bruselas 09042018


Toni Comín el rápido, hace ya algún tiempo que cambió de producto: ha pasado de ERC a JuntsxCatalunya, el partido de Carles Puigdemont, donde hasta hace poco tiempo le ha estado ejerciendo de mayordomo moderno. El hombre está triste porque ya no puede poner su hombro para que llore su jefe Puigdemont. El cambio de partido -no es nuevo, tiene un amplio historial de cambio de siglas- se debe a que durante tanto tiempo ha estado junto a Puigdemont que como dice el refrán "el roce hace el cariño", pues eso. Además ERC no lo ha "cuidado" ni le ha mimado, solo le ha pedido que renuncie a su acta de diputado y nada más.


Toni Comín, como su abuelo carlista, no está dispuesto a renunciar a nada: acta de diputado, aspiraciones de conseller telemático, notoriedad, ni sueldo. ¿Sino de que va a vivir?


Los republicanos, están hasta el gorro de Comín pues hasta ahora solo le ha dado dolores de cabeza y disgustos. Ya en su etapa de Conseller aguantaron y defendieron públicamente -en privado no- todas las barbaridades que llegó hacer en la sanidad catalana y los frentes con los distintos sectores que forman la gran familia sanitaria. Lo hizo tan mal, que hasta se distanció, y de qué manera, del amigo y colega que él mismo había puesto para que le guardara las espaldas, David Elvira, en el que ERC se había fijado como recambio del propio Comín. Elvira, persona educada, habilidosa y reconvertible, está haciendo, ahora, las funciones de conseller desde la aplicación del 155. La ministra de Sanidad, Dolors Montserrat tiene plena confianza en su persona. Él se siente como pez en el agua. Hace acto de presencia en inauguraciones, apariciones discretas, nada de protagonismo para que los de ERC no se enfaden, pero es el que manda más en la Consellería por orden de la ministra. No hay problemas y actúa con un perfil bajo, todo lo contrario de Comín que intenta salir en los medios todos los días. 


ERC va a intentar por última vez que Comín deje su acta de diputado, sí o sí, con el fin de que el siguiente en la lista ocupe el escaño y el voto pueda ser efectivo, sin riesgo alguno. No obstante, no confían en el resultado dado en la actitud adoptada por el huido. Algo tendrá que ofrecerle a cambio, para que deponga su actitud resistente.


Los nervios por la situación están a flor de piel y los republicanos no están para muchas florituras dado que el candidato que propone JuntsxCatalunya, Jordi Sánchez, el quita y pon, no les gusta, ni cuenta tampoco con el apoyo de la CUP -no es su candidato- más la justicia que está al quite, van hacer imposible la celebración del pleno que ha convocado el presidente del Parlament para este viernes y que aún no ha desconvocado, aunque lo hará si no quiere correr la misma suerte que su antecesora, Carme Forcadell.



Artículo original publicado en Catalunyapress

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil