sábado, 21 de abril de 2018 03:56
Sociedad

Fallece un varón por infarto tras enfrentarse a ertzainas

|


Cuatro de cada diez muertes por infarto se produce en invierno

Un varón de 39 años, de nacionalidad marroquí, ha fallecido esta madrugada en San Sebastián, por parada cardiorrespiratoria, tras protagonizar un incidente en una vivienda en el barrio de Alza. Agentes de la Ertzaintza han acudido al domicilio requeridos por su propietaria, que estaba siendo amenazada violentamente por el varón. Los ertzainas han sido recibidos con actitud agresiva por el hombre, aparentemente bajo el efecto de sustancias estupefacientes, que se les ha enfrentado ocasionándoles lesiones a varios de ellos.


Los agentes le han conminado a que depusiera la actitud violenta y, tras ser agredidos, han tenido que reducirlo, entrando éste en parada cardiorrespiratoria, por lo que han tratado de reanimarle, mientras solicitaban una ambulancia medicalizada. Los intentos de reanimación han resultado infructuosos y los sanitarios solo han podido certificar su fallecimiento.


Según ha informado el Departamento vasco de Seguridad, hacia la una menos diez de la pasada madrugada, una mujer llamaba a1 112 informando de que había un varón en su domicilio que se estaba comportando de forma "muy violenta", amenazándola a ella y a otra mujer. Según informaba, se trataba de un joven al que había alquilado una habitación de su vivienda a petición de un conocido suyo y que, supuestamente, había comenzado a consumir varios tipos de droga dentro del inmueble, poniéndose "muy agresivo" con las dos mujeres.


Agentes de la Ertzaintza se desplazaban al domicilio, donde se encontraban con el varón, las dos mujeres y un segundo hombre, hermano del primero. El hombre, que estaba muy agresivo, se enfrentaba a los ertzainas, agrediendo a varios de ellos, por lo que procedían a intentar reducirle, a lo que el joven se oponía con golpes y patadas.


REANIMACIÓN

En el transcurso de los hechos, los ertzainas se percataban de que el varón había perdido la consciencia, por lo que intentaban reanimarle. Seguidamente, le realizaban masaje cardiopulmonar, al mismo tiempo que solicitaban la presencia de una ambulancia medicalizada. Los sanitarios llegados poco después retomaban los intentos de reanimación, pero de manera infructuosa.


Finalmente, certificada la defunción e informada la Autoridad Judicial, se procedía al levantamiento del cadáver y a su traslado al Servicio de Patología Forense, donde se realizará la autopsia para determinar las causas de su muerte.


Seis agentes han tenido que recibir asistencia sanitaria por las lesiones sufridas durante el desarrollo de los hechos y la Ertzaintza ha abierto el correspondiente atestado para trasladar los hechos a la Autoridad judicial.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil