sábado, 22 de septiembre de 2018 03:06
Sociedad

Científicos descubren decenas de nuevos genes que determinan el color del pelo

|

Cabello


Los científicos forenses están un paso más cerca de predecir el color del cabello de un sospechoso a partir de su ADN tras el descubrimiento de más de 100 nuevos genes que influyen en el tono del cabello de una persona.


Una prueba basada en los nuevos marcadores genéticos es entre diez y veinte por ciento más precisa que las pruebas forenses existentes en la actualidad y es más fiable para el pelo pelirrojo o negro, mientas que el cabello castaño o rubio es más difícil de predecir, según los investigadores.


"Si alguien deja sangre en la escena de un crimen, se puede decir por su ADN si tenía pelo negro o pelirrojo con un 90% de fiabilidad", sostiene Tim Spector, autor principal de la obra en el King's College London.


El color del cabello de una persona es una de las características más hereditarias de su apariencia, con estudios en gemelos que sugieren que la genética explica hasta el 97% del color del pelo. Hasta ahora, los científicos sabían de sólo 13 genes que afectan en el color del cabello de una persona.


Después de estudiar el ADN de casi 300.000 personas, los investigadores de King's y Erasmus MC en Rotterdam han descubierto 124 genes que influyen en el color del cabello, ya sea afectando directamente a la producción y distribución del pigmento natural, la melanina, o a través de otros mecanismos biológicos, muchos de los cuales aún no están claros.


Los genes del color del cabello explican el 35% de los pelirrojos, el 25% de los rubios y el 26% de los negros, según el estudio, publicado en la revista 'Nature Genetics'. Es probable que cientos de otros genes también afecten el color del cabello de maneras demasiado sutiles para que los científicos las detecten.


Un factor que complica una prueba forense para determinar el color del cabello es la tendencia común de que los niños que nacen rubios su pelo se vuelva castañño con el paso de los años.


Aunque ese cambio en sí podría ser impulsado por los genes, los investigadores no han encontrado ninguno que pareciera explicar el efecto. "Sabemos que algunos niños rubios se vuelven morenos, pero no tenemos ni idea de por qué", aclara Manfred Kayser, autor principal del artículo en Erasmus MC.


Quizás más intrigante ha sido el descubrimiento de marcadas diferencias en el color del cabello entre los hombres y mujeres que participaron en el estudio. Los científicos, que se basaron en datos recopilados por el BioBank del Reino Unido y la compañía estadounidense de genética 23andMe, encontraron que las mujeres eran 25% más propensas a decir tener cabello rubio que los hombres, y tres veces menos propensas a decir que tenían cabello oscuro.


Aunque los científicos no pueden descartar que algunos de los participantes podrían haberse equivocado sobre su propio color de cabello, los números están en la línea con los hallazgos de otros estudios que usaron instrumentos ópticos para medir el color del cabello. En el pasado, las diferencias se atribuían a las preferencias sexuales, ya que las mujeres supuestamente preferían a los hombres más morenos y los hombres a las mujeres rubias. "Si esto está pasando, es difícil de probar", dice Kayser.


Más allá de arrojar luz sobre la biología del color del cabello humano, la investigación ofrece a los científicos nuevos conocimientos sobre los genes relacionados con enfermedades como el cáncer de piel.


"Los pigmentos son mucho más que cosméticos: son importantes para el sistema inmunológico y desempeñan un papel en muchas enfermedades", señala Spector. "Comprender la genética podría conducir a nuevas terapias."

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil