martes, 17 de septiembre de 2019 18:42
Sociedad

Astrónomos descubren la primera atmósfera sin nubes de un exoplaneta

|

Planeta


El cielo está despejado en el planeta WASP-96b. Ni una nuve  la vista. Pero no es un lugar paradisíaco: temperaturas extremas y altísimas presiones. Un infierno.


Lo importante de este exoplaneta es que su ausencia de nubes ofrece a los astrónomos una oportunidad única para explorar su atmósfera.


El WASP-96b es un gigante gaseoso con una masa similar a la de Saturno. Está hinchado por el calor de su estrella madre WASP-96, lo que lo hace un 20 por ciento más grande que Júpiter.


También tiene una temperatura promedio de 1.026°C . Lo que lo hace interesante, señala un artículo de 'Nature', es que pasa con frecuencia frente a su estrella, lo que permite observar lo que sucede cuando la luz atraviesa su atmósfera.


Cuando la luz pasa a través de un gas produce un espectro de absorción, donde los elementos en el gas crean una señal única que nos alerta de su presencia. El espectro se desplaza sutilmente bajo presión, como en la parte inferior de una atmósfera densa. 


En teoría, los planetas en tránsito -aquellos que pasan frente a su estrella madre desde nuestra perspectiva- deberían proporcionarnos la oportunidad perfecta para analizar sus atmósferas, incluso a esta enorme distancia, 980 años luz, en la constelación de Phoenix.


Las nubes normalmente bloquean cualquier espectro producido en las profundidades de la atmósfera.


Ilustraciu00f3n del planeta WASP 96b

Ilustración del paneta Wasp-96b y su órbita/exoplanetkyoto.org


Si nuestra comprensión de los gigantes gaseosos calientes es correcta, deberían tener mucho sodio y potasio en sus atmósferas, pero no hemos podido confirmar esto porque las nubes se interpusieron en nuestro camino. Por lo tanto, la identificación de los cielos despejados del WASP-96b utilizando el Very Large Telescope de Chile fue un descubrimiento emocionante, señalan los astrónomos.


"Hemos estado observando más de 20 espectros de tránsito de exoplanetas", ha dicho el doctorNikolay Nikolov de la Universidad de Exeter. "WASP-96b es el único exoplaneta que parece estar completamente libre de nubes y muestra una clara señal de sodio, haciendo del planeta un punto de referencia para su caracterización."


En dos tránsitos a través del WASP-96, Nikolov y sus coautores no sólo lograron determinar la presencia de sodio, sino que también vieron el patrón distintivo producido por el metal cuando se encontraba bajo un rango de presiones atmosféricas intensas.


Las mediciones sugieren que estamos captando sodio a una profundidad de 3.700 kilómetros, lo que nos permite estimar su abundancia, señalan.

COMENTAR



Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil