lunes, 16 de julio de 2018 04:38
Politica

Sánchez afirma que lo importante es que Puigdemont sea juzgado en España

|

El presidente del Gobierno, Pedro Su00e1nchez


El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado este jueves 12 de julio que "lo importante" es que todos los implicados en la tentativa frustrada de independencia de Cataluña sean "juzgados por los tribunales" de España.


Las decisiones judiciales "no se califican, se respetan", ha sostenido Sánchez en Bruselas, donde se ha celebrado la cumbre de la OTAN.


El jefe de Gobierno reaccionab así a la decisión del tribunal alemán de Schleswig-Holstein de autorizar la extradición de Carles Puigdemont a España para responder ante la Justicia por un presunto delito de malversación, aunque no por rebelión.


Para Sánchez, desde el punto de vista político, el Gobierno tiene que "respetar todas y cada una de las decisiones judiciales, sean tomadas en España, Bélgica o Alemania". 


HACER POLÍTICA DENTRO DE LA CONSTITUCIÓN


Sánchez ha señalado que la reunión que mantuvo el pasado lunes con el presidente de la Generalitat de Cataluña, Joaquím Torra, ha sido un "punto de arranque". Cree que ambos gobiernos deben "hacer política" y buscar soluciones "dentro de la Constitución" al problema político que hay en esta comunidad autónoma.


Así ha respondido el jefe del Ejecutivo español durante la rueda de prensa posterior a la reunión de la Cumbre de la OTAN que ha tenido lugar ayer y hoy en Bruselas, ante las preguntas formuladas por los periodistas sobre las afirmaciones que ha realizado Torra tras el encuentro del lunes, asegurando que en el próximo encuentro de ambos se abordará la autodeterminación y que esperaba cambios inmediatos en la situación de los políticos independentistas presos.


Según Sánchez, debe ser el presidente catalán quien responda por sus propias afirmaciones y ha recalcado que España es un Estado social y democrático de derecho en el que hay que atribuir al poder legislativo lo que es del legislativo y "al poder judicial lo que es del judicial".


Sobre este último, ha recalcado que el Gobierno solo puede acatar las sentencias y resoluciones y en el terreno político, ha precisado que reconoce que esta es una crisis política que necesita una solución política.


Sánchez se ha reivindicado como una persona con capacidad de poder dialogar y compartir reflexiones y ha insistido que, frente a la "autodeterminación" que defiende Torra, él defiende el "autogobierno" y considera que "la mejor manera de reconocer a Cataluña es dentro de una España democrática, constitucional y europea como la que tenemos".


DENTRO DE LA CONSTITUCIÓN SE PUEDEN ENCONTRAR MUCHOS CAMINOS


Por ello, se ha mostrado convencido de que "dentro de la Constitución" se pueden "encontrar muchos caminos que resuelvan desde el punto de vista político esta crisis política". Pero ha insistido, en que esto no se va a poder "resolver en un día, un mes o cinco meses" sino que "va a requerir paciencia, sosiego, serenidad, determinación y diálogo". Conceptos que, ha dicho, "no son etéreos" y se van a aplicar porque se toma "muy en serio" lo que pasa en Cataluña.


En este sentido, ha reiterado que la reunión del lunes fue un "punto de arranque" de un camino que "va a ser complejo, difícil" en la búsqueda de soluciones para un problema que "no se va a poder resolver en un mes, ni en dos, ni en tres". "Es evidente", ha exclamado al tiempo que afirmaba que la sociedad española no espera que se resuelva esta crisis "en cuestiones de meses", pero sí que se empiece "a dialogar" y que se sepamos "hasta dónde" se puede llegar.


Según Pedro Sánchez, los catalanes quieren que el Gobierno español y el catalán se ocupen de resolver sus problemas "voten a quien voten" y por ello ha destacado la puesta en marcha que se ha acordado de las comisiones bilaterales, que llevan sin reunirse desde 2011 y que están recogidas en el Estatuto de autonomía de Cataluña. Entre los temas que se van a abordar en ellas ha citado las infraestructuras, el eje del corredor mediterráneo, las transferencias pendientes, los recursos de inconstitucionalidad contra leyes sociales, la dependencia o la pobreza energética.


En su opinión, los gobiernos de España y Cataluña deben empezar a "hacer política" y esto supone, según ha dicho, "hablar de los problemas de los ciudadanos". Sánchez cree que si se empieza por ahí, probablemente se puedan acercar a los problemas que nos separan "de manera más constructiva".


Por ello, ha pedido a la Generalitat que entienda que se debe abordar la crisis de manera "generosa" y empezar por las coincidencias, para posteriormente resolver los otros problemas.

relacionada Alemania decide extraditar a Puigdemont por el delito de malversación
relacionada Sánchez recuerda a Torra que ni presos políticos ni autodeterminación

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil