lunes, 15 de octubre de 2018 14:23
Sociedad

¿Con qué frecuencia deberías ducharte?

|


Algunas personas no se sienten limpias sin darse antes un larga ducha. La pregunta del millón es ¿se necesita realmente una ducha al día? Y lo más importante, ¿es sano?


"Creo que ducharse es principalmente por razones estéticas", opina la doctora Elaine Larson, experta en enfermedades infecciosas y decana asociada para la investigación en la Escuela de Enfermería de la Universidad de Columbia.


"La gente cree que se duchan por higiene o para estar más limpios, pero bacteriológicamente, no es el caso."


La investigación de Larson ha demostrado que los jabones y productos de limpieza antibacterianos que muchas personas usan en sus hogares no son mejores que el jabón común y corriente para reducir el riesgo de enfermedades infecciosas. Y cuando se trata de ducharse, todo eso de fregar y exfoliar tampovo lo es.


"El baño eliminará el olor si hueles mal o has hecho ejercício" señala Larson en 'Time'. Pero en términos de protección contra enfermedades, lavarse las manos regularmente es probablemente adecuado.


Demasiadas duchas pueden incluso aumentar el riesgo de algunos problemas de salud. 


La piel seca y agrietada abre brechas por los que gérmenes causantes de infecciones puedan pasar a través de ellas. Eso significa que bañarse frecuentemente cuando la piel ya está seca, y especialmente a medida que envejece, cuando la piel se vuelve más delgada y menos hidratada, puede aumentar las probabilidades de contraer una enfermedad.



Otros expertos están de acuerdo. "Creo que la mayoría de la gente se baña demasiado", dice el doctor C. Brandon Mitchell, profesor asistente de dermatología de la Universidad George Washington.


Mitchell dice que lavarse puede despojar la piel de sus aceites naturales y también puede alterar la población de bacterias que sostienen el sistema inmunológico de la piel.


Esto es especialmente cierto en el caso de los limpiadores antibacterianos, que tanto él como Larson recomiendan desechar. 


Razón de más para omitir los jabones antibacterianos: Algunas investigaciones han vinculado el triclosán, un ingrediente que se encuentra en muchos de estos productos, a riesgos potenciales para la salud.


¿CUÁL ES LA FRECUENCIA IDEAL DE DUCHA?


En términos de su salud, no de tu aspecto ni de tu olor, probablemente una o dos veces por semana, según Mitchell. "Tu cuerpo es naturalmente una máquina bien engrasada", dice. 


"Una ducha diaria no es necesaria."


La gente podría no apreciar tu almizcle natural. (Y esa no es una preocupación menor: Un estudio reciente encontró que la olfato es uno de los principales factores de ruptura de relaciones). 


Pero mientras te laves las manos y la ropa, que naturalmente se frota y recoge muchas de las células muertas y la suciedad que su cuerpo acumula, es probable que no sufra efectos nocivos para la salud, dice Larson.



Históricamente, el baño cayó en desgracia. "Los antiguos romanos eran un pueblo muy amante del baño", dice la doctora Katherine Ashenburg, autora de 'The Dirt On Clean: An Unsanitized History'. "Típicamente frecuentaban sus increíbles baños públicos una vez al día." Los antiguos egipcios y, en menor medida, los antiguos griegos también amaban los baños.


Pero la caída del Imperio Romano destruyó la infraestructura acuática que permitía a mucha gente acceder al agua dulce para lavarse, dice Ashenburg. El hábito del baño sufrió otro gran golpe durante el siglo XIV, cuando los expertos médicos de la Sorbona de París declararon que el lavado era un problema de salud.


El agua tibia abrió los poros, lo que podría aumentar el riesgo de que una persona contraiga la peste bubónica, afirmaron (incorrectamente). El miedo al agua caliente y al baño persistió durante los siguientes 500 años, dice Ashenburg.



Ahora, el baño regular ha vuelto a estar de moda, y si realmente te gusta ducharte a diario, no dudes en darte un capricho si tu piel se siente saludable e hidratada (pero recuerda ahorrar agua, que es un bien escaso).


"Les digo a los pacientes que se duchan diariamente que no se enjabonen todo el cuerpo", dice Mitchell. Frota sus sobacos, trasero e ingle, que son las áreas que producen secreciones de fuerte olor. El resto de tu cuerpo no necesita mucho jabón.


El pelo es más delicado. "Algunas personas con el cuero cabelludo y el cabello secos probablemente sólo necesitan enjabonarlo cada pocas semanas", dice Mitchell. Pero incluso si tienes caspa o algún otro problema en el cuero cabelludo que requiera un lavado más frecuente, un par de lavados a la semana serán suficientes.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil