domingo, 21 de octubre de 2018 21:30
Internacional

Australia pone fin al 'impuesto rosa' sobre productos de higiene femenina

|

Un tampu00f3n



Australia va a eliminar un controvertido impuesto sobre los tampones, poniendo fin a una campaña de 18 años para eximir a los productos sanitarios femeninos de un impuesto nacional sobre bienes y servicios, comunmente conocido como 'impuesto rosa'.


La medida sigue a una votación histórica en el Senado del país para eliminar el impuesto del 10% sobre los tampones y las compresas, artículos que antes se marcaban como "no esenciales" a pesar de ser exigidos por la mayoría de las mujeres mensualmente.


Este miércoles 3 de octubre, los legisladores de cada estado y territorio acordaron unánimemente adoptar propuestas federales en una medida apoyada por los dos principales partidos políticos.


Aunque aún no se han ultimado los detalles, la 'ABC' informa de que los productos que se espera que queden exentos en virtud de la nueva legislación incluyen tampones, compresas, copas menstruales, y ropa interior a prueba de fugas.


"Creemos que es un impuesto injusto. Creemos que debe ser desechada", dijo Kelly O'Dwyer, Ministra de la Mujer, a la filial de CNN Channel 7, la semana. "Millones de mujeres australianas se beneficiarán".


AÑOS DE PROTESTA


La imposición de impuestos a los productos de higiene femenina ha sido una fuente de indignación desde la introducción de dicho impuesto (GST) en el año 2000, con opositores que califican la subida de precios de discriminatoria e injusta.


Durante el lanzamiento del GST, el entonces ministro de salud, Michael Wooldridge, defendió la decisión de incluir tampones en la lista de artículos sujetos a impuestos argumentando que no prevenían enfermedades.


"A mí me gustaría que la crema de afeitar estuviera exenta, pero no espero que lo esté", dijo a la 'ABC' en el año 2000, y agregó que "los condones previenen las enfermedades". No sabía que la menstruación era una enfermedad".


Actualmente, los condones y el lubricante están exentos por razones de salud en Australia.


Las protestas contra el impuesto han cobrado impulso en los últimos años, con una serie de voces de alto perfil a ambos lados del espectro político que piden que los tampones sean eliminados de la lista.


El primer ministro Scott Morrison describió la nueva medida como "un poco de sentido común". "Siempre habíamos pensado que queríamos que cambiara".


Aunque los dos partidos principales del país han adoptado políticas de apoyo a la reforma del código tributario para eximir los productos sanitarios, el proyecto de ley fue propuesto y aprobado por la senadora de los Verdes Janet Rice, que argumentó que el impuesto era equivalente a un impuesto sobre las mujeres.


"Los productos sanitarios son esenciales para que millones de australianos mantengan la salud y la higiene relacionadas con el ciclo menstrual", dijo Rice durante una segunda lectura del proyecto de ley en el Senado en mayo de este año.


"Si fueran los hombres cisgéneros los que necesitaran productos sanitarios en relación con una función natural de sus cuerpos cada mes, es poco probable que el GST se hubiera añadido de la misma manera. La ley actual equivale a un impuesto sobre la biología de las personas que menstrúan y nunca debió haber existido".

relacionada Australia lanza una investigación nacional sobre acoso sexual en el trabajo
relacionada Las copas menstruales pueden representar un mayor riesgo de síndrome de shock tóxico que los tampones

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil