sábado, 17 de agosto de 2019 17:48
Ciencia e investigación

​Las especies de café más populares del mundo se están extinguiendo

|

Saborea esa taza de café mientras puedas. Una nueva investigación muestra que el 60% de las especies de café que se encuentran en la naturaleza podrían extinguirse pronto.


Los investigadores de los Jardines Botánicos Reales de Kew, en el Reino Unido, advierten que el cambio climático, la deforestación, las sequías y las enfermedades de las plantas están poniendo en peligro el futuro del café.


"Lo importante es recordar que el café requiere un hábitat forestal para su supervivencia", dijo a 'CNN' el investigador principal Aaron P. Davis. 


"Con tanta deforestación alrededor del mundo, las especies de café silvestre están siendo impactadas a un ritmo alarmante."



Davis agregó que las plantas de café crecen en hábitats naturales muy específicos, por lo que el aumento de las temperaturas y el aumento de las precipitaciones provocado por el cambio climático pueden hacer que el café sea imposible de cultivar en lugares donde alguna vez prosperaron.


"Considerando las amenazas de la invasión humana y la deforestación, algunas especies de café podrían extinguirse en 10 a 20 años, particularmente con la influencia añadida del cambio climático", dijo Davis.


El estudio publicado en 'Science Advances', una colaboración entre científicos del Reino Unido y Etiopía, dice que a menos que los gobiernos y los productores comerciales aumenten la protección de las especies de café y almacenen más semillas, podría impactar su rutina diaria. 


Menos cosechas de café significa que su taza matutina puede ser más cara y tener peor sabor.


De 124 tipos de café silvestre, 75 están en peligro de extinción. Alrededor de 35 de las 124 especies crecen en áreas sin protección de conservación.


MÁS: Este es el número perfecto de tazas de café al día


El tipo de café más popular para la producción comercial, el arábica, ya está en la lista de especies en peligro de extinción. La investigación previa de Davis reveló que el café Arábica podría extinguirse en tan sólo 60 años.


Pero incluso los tipos menos comunes de café son vitales, señalaron los investigadores. Preservar un cultivo diverso de plantas de café silvestre es útil para desarrollar café comercial que sea resistente a los cambios climáticos y a las plagas. Para crear plantas modificadas genéticamente, los investigadores necesitan preservar diversos genes del café.


Los científicos de Kew dicen que en comparación con otras plantas, es más difícil y más caro mantener las semillas de café vivas en los bancos de almacenamiento. Por lo tanto, es fundamental centrarse en salvar el medio ambiente natural del café.


Etiopía creó recientemente tres nuevas áreas protegidas en un esfuerzo por salvar el café arábigo silvestre, según Davis. Pero el estudio revela que la mayor amenaza es el cultivo de café en Madagascar y Tanzania.


"Lo primero que hay que hacer es conservarlos en estado salvaje, por lo que es necesario mejorar la gestión de las áreas protegidas", dijo Davis. "Y también necesitamos designar nuevas áreas protegidas."


Semillas de cafu00e9 aru00e1bica

Granos de café Arábica antes de ser tostados / CC


EL 60%, EN PELIGRO


Los investigadores estiman que existen 124 especies de café en estado silvestre. Es un número notable, considerando que sólo dos de ellos son ampliamente utilizados para la producción comercial: Coffea Arabica (comúnmente conocida como arábica) y Coffea Canephora (robusta).


De estas especies de café, muchas de las cuales provienen de los bosques del lugar de nacimiento genético de Arábica, Etiopía, otras partes de África y Madagascar, alrededor del 60 por ciento están clasificadas ahora, de acuerdo con las normas de la Lista Roja de la UICN, como en peligro de extinción debido a la deforestación, el cambio climático y la propagación y severidad de patógenos y plagas fúngicas.


Davis señaló que para algunas personas del sector cafetero, la conservación de las especies silvestres puede parecer "un poco un campo abandonado", pero también señaló el hecho de que el cultivo comercial de dos especies silvestres por sí solo, el arábica y el robusta, ha creado toda una economía mundial, una economía que se vuelve cada vez más frágil a medida que cambia el clima, e incluso a medida que se adaptan los gustos de la gente.


"Es un tema apremiante, cuando se habla con los cultivadores de café; el acceso al material genético se está volviendo cada vez más difícil", dijo Davis a 'DCN'. "Desde mi punto de vista, si limitas tus opciones a arábica y robusta, estás limitando tu futuro."


Davis estimó que el sector cafetero está aproximadamente 20 a 30 años por detrás de otros sectores agrícolas en sus esfuerzos de investigación y conservación de la sostenibilidad, a pesar de que es tan ampliamente comercializado y consumido.


El Dr. Eimear Nic Lughadha, un colega de investigación de Kew, dijo que la estimación mundial de peligro de extinción para todos los tipos de plantas es de 22 por ciento, en comparación con la marca de 60 por ciento para el café.


"Algunas de las especies de café evaluadas no se han visto en estado silvestre desde hace más de 100 años, y es posible que algunas ya estén extinguidas", dijo Nic Lughadha en el anuncio de la publicación del informe. "Esperamos que estos nuevos datos pongan de relieve las especies que deben ser priorizadas para la sostenibilidad del sector cafetero, a fin de que se puedan tomar las medidas adecuadas para salvaguardar su futuro".


La conservación local de los bosques en Etiopía, Madagascar u otros lugares donde crece el café silvestre es una pieza importante del rompecabezas de la conservación del café, pero Davis dijo que también lo son instalaciones como bancos de semillas o colecciones de plantas individuales.

relacionada Este es el número perfecto de tazas de café al día
relacionada ​6 maneras de hacer tu café aún más saludable

COMENTAR



Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil