miércoles, 24 de abril de 2019 19:58
Sociedad

Túnel vertical terminado: Son sólo 3 metros para llegar a Julen

|

Las quince horas previstas para la finalización del túnel paralelo a la perforación donde el pequeño Julen cayó el día 13, Totalán, Málaga, se convirtieron en 55. El equipo de rescate anunció el lunes  21 de enero la finalización de la perforación vertical. "Aún nos falta el túnel horizontal que llevará al niño de dos años".


La inesperada dureza del terreno ha pospuesto una vez más las expectativas de llegar al lugar donde se presume que se encuentra Julen, el niño de dos años que cayó a un pozo ilegal en Totalán, en la provincia andaluza de Málaga, el 13 de enero.


La perforación de un pozo vertical paralelo, que comenzó este sábado y se esperaba que fuera más rápido, se completó a primera hora de la tarde de este lunes, a 60 metros de profundidad y tras 55 horas de trabajo.


Una vez allí, las operaciones de rescate deberían durar otras 32 horas para consolidar el pozo, para permitir que los mineros de la Brigada de Rescate de Hunosa entren a través de una cápsula, que los llevará al fondo para excavar a mano los tres o cuatro metros horizontales que conectan con el pozo original.


El operativo de Julen


El niño cayó en un pozo de 110 metros de profundidad y 25 centímetros de diámetro, mal cubierto, mientras jugaba en la zona durante una reunión familiar.


Una sonda mostró que el pozo estaba cubierto a una profundidad de 71 metros, probablemente con tierra arrastrada por la caída del niño.


Al día siguiente se encontró una bolsa de caramelos dentro del pozo y dos días después, el cabello que las pruebas de ADN revelaron era el de Julen.


CÁPSULA CHILENA


La perforadora llegó a Totalán el día 18, después de abrir el acceso a maquinaria pesada en una zona de relieve incierto y de raleo de la montaña para crear una plataforma a 23 metros por debajo de la abertura del pozo. Anoche, completó un pozo de 60 metros de profundidad (para alcanzar los 83 metros del pozo original) y otro de un metro de diámetro.


Tras ser intubado, podría contener una cápsula que reproduce el Fénix II que el ingeniero chileno Rodrigo Reveco diseñó para rescatar a los 33 mineros que fueron enterrados en una mina en el norte de Chile en 2010. Localizados vivos 17 días después, sólo serían extraídos más de dos meses después del accidente. La cápsula pesa 300 kg, es accionada por una grúa y tiene capacidad para tres personas.


La tragedia de Totalán ha movilizado a decenas de voluntarios en la región, que están tratando de alimentar a los rescatadores, mientras que los psicólogos están tratando de apoyar a los padres del niño. Están viviendo un drama amplificado: recientemente han perdido a su hijo mayor, víctima de una enfermedad.

relacionada El rescate de Julen se alarga sin remedio
relacionada Encuentran restos biológicos en el pozo donde se busca a Julen en Totalán

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil