lunes, 25 de marzo de 2019 06:17
Tecnología

Israel también quiere pisar la Luna

|

La nave espacial, llamada Beresheet, pesa 590 kilos y mide aproximadamente medio metro de altura.

La nave espacial, llamada 'Beresheet', pesa 590 kilos y mide aproximadamente medio metro de altura / spaceil


La organización israelí sin fines de lucro SpaceIL lanza su nave espacial desde el Cabo Cañaveral de Florida el jueves a bordo de un cohete Falcon 9, en un intento de convertirse en el cuarto país en hacer un aterrizaje suave en la luna.


La nave no tripulada, que pesaba 590 y medía aproximadamente 1,5 pies de altura, comenzó un viaje de aproximadamente siete semanas a la luna, desde donde enviará imágenes de la superficie rocosa y realizará experimentos en el campo magnético lunar.


La nave espacial, llamada "Beresheet", una referencia a las primeras palabras de la Biblia en hebreo: "En el principio...", fue lanzada al espacio a las 8:45 p.m. hora local.


Durante décadas, la luna fue el dominio exclusivo de las superpotencias. La Unión Soviética aterrizó Luna 2 en el vecino más cercano de la Tierra en 1959. Tres años más tarde, los Estados Unidos aterrizó el Ranger 4 en la luna.


Estos fueron "aterrizajes duros", lo que significa que la nave se estrelló contra la luna. Los primeros "aterrizajes suaves" para ambos países se produjeron en 1966, cuando una nave espacial hizo descensos controlados a la superficie lunar.


A un tercer país le llevaría casi otros 50 años realizar un alunizaje suave, cuando el Chang'e 3 de China lo hizo en 2013.


Si la empresa espacial de Israel sigue adelante según lo planeado, se convertirá en el cuarto -y con mucho el más pequeño- país en hacerlo. También se convertiría en la primera empresa privada en hacer un aterrizaje controlado en la luna, con la nave espacial más pequeña para hacerlo, y con mucho la misión menos costosa.


El costo total del programa, recaudado a partir de donaciones privadas, es de 100 millones de dólares (88,2 millones de euros), una pequeña fracción de los miles de millones de dólares invertidos en el programa espacial estadounidense.


"Esta misión de la que hablábamos era realmente una misión imposible", dijo el empresario Morris Kahn, quien donó 40 millones de dólares al proyecto. Lo único es que no me di cuenta de que era imposible, y los tres ingenieros que comenzaron este proyecto no pensaron que era imposible, y como piensa Israel, nada es imposible....". Estamos haciendo realidad este sueño".


SpaceIL fue fundada hace ocho años para competir en el Google Lunar X Prize, un concurso internacional para ver si una empresa privada podía aterrizar una nave espacial en la luna, moverse 500 metros en cualquier dirección y transmitir vídeo en directo de alta definición desde la superficie lunar.


La competición se canceló en enero de 2018 cuando ninguno de los cinco equipos que quedaban en la competición pudo cumplir con la fecha límite de marzo para el lanzamiento.


Pero algunos de los equipos persistieron, decididos a aterrizar en la luna incluso sin el incentivo de 30 millones de dólares en premios.


SpaceIL siguió adelante, firmando con SpaceX de Elon Musk para lanzar su nave a bordo de un cohete Falcon 9.


Beresheet viajará aproximadamente 4 millones de millas en su viaje, dando vueltas alrededor de la tierra varias veces para ganar velocidad antes de lanzarse hacia la luna. Está previsto que aterrice el 11 de abril.

relacionada La cara oculta de la Luna y la Tierra en una sola toma asombrosa
relacionada Muere el brote de algodón en la cara oculta de la Luna

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil