miércoles, 22 de mayo de 2019 19:34
Politica

Torra desafía a la Junta Electoral: no va a retirar los símbolos independentistas

|

Torra con lazo imagen


El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha anunciado este miércoles 13 de marzo que mantiene el lazo amarillo en la fachada del Palau de la Generalitat y ha enviado un escrito a la Junta Electoral Central (JEC) protestando por que se exija su retirada.


En un comunicado, también ha defendido que la 'estelada' es símbolo de un anhelo de libertad y una reivindicación "democrática, legítima, legal y no violenta", y ha criticado que tener que retirarla sería una censura a la libertad de expresión por parte del Estado.


Torra se manifiesta así después de que la JEC ordenara retirar los lazos amarillos y las banderas independentistas alegando que son "símbolos partidistas utilizados por formaciones electorales concurrentes a las elecciones".


Si el president de la Generalitat no tomase medidas para retirar lazos y esteladas de instituciones públicas, el Ministerio del Interior podría ejecutar la medida y Torra se enfrentaría a un delito de desobediencia.


EL CONTENIDO DEL ESCRITO


Sobre la presencia de lazos amarillos en los edificios de la Generalitat, el president argumenta que hay formaciones políticas que también concurren a las elecciones generales que "han realizado campañas públicas para fomentar e incentivar la retirada de estos símbolos de espacios públicos".


Para el presidente, la decisión de la JEC está dando la razón a los partidos que "han atacado sistemáticamente este tipo de manifestación pública, por lo tanto, está favoreciendo sus postulados".


En su escrito, sostiene que es la JEC quien está incurriendo en una ausencia de imparcialidad, dado que la prohibición "implica el reconocimiento a unos ideales de partidos que concurren a las elecciones", concretamente Cs, que presentó la queja a la Junta.


Torra ve una "dificultad legal" en retirar la simbología de todos los edificios que dependen de la Generalitat por la cantidad de espacios y porque en algunos se prestan servicios de la administración catalana, pero no son propiedad de la institución y otros no están gestionados directamente por la Generalitat.


"Entiendo que en mis funciones como President de la Generalitat tengo el deber de respetar el derecho fundamental a la libertad de expresión reconocida a los empleados públicos", que recuerda que ha sido reconocida por el Tribunal Constitucional (TC).


El escrito termina: "Solicito a la Junta Electoral Central: que tenga por presentado este escrito en tiempo y forma; tenga por efectuadas las manifestaciones que contiene y, en consecuencia, se proceda a la reconsideración del acuerdo" de la JEC.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil