lunes, 20 de mayo de 2019 22:54
Ciencia e investigación

La mala alimentación mata a más personas en el mundo que el tabaco

|

- Comer y beber mejor podría prevenir una de cada cinco muertes en todo el mundo.


-Los expertos advierten de que no basta con eliminar los alimentos ricos en azúcar y grasa de la vida diaria, es necesario incluir más frutas y verduras en la dieta.



Hay 10,9 millones de muertes evitables en todo el mundo cada año debido a dietas poco saludables. Eso es mucho más que el número de muertes a causa del tabaco -según la Organización Mundial de la Salud, unos siete millones cada año-.


La conclusión es de un estudio realizado por el Institute of Health Measurements and Evaluations en Seattle, Estados Unidos de América, publicado en la revista científica 'Lancet'


Según el equipo de investigadores implicados en este trabajo, unas elecciones alimentarias diarias más sanas podrían incluso prevenir una de cada cinco muertes en todo el mundo.


Hombre comiendo una hamburguesa


De las muertes registradas debido a la mala nutrición, aproximadamente la mitad (45%) son personas menores de 70 años. La mayoría de estos fueron el resultado de ataques cardíacos, así como de cánceres y diabetes tipo 2.


La mitad de las muertes y dos tercios de los casos de discapacidad notificados se deben a la baja ingesta de frutas y verduras, así como a la alta ingesta de sal.


"Nuestro estudio muestra que la dieta no óptima es la responsable de más muertes que cualquier otro riesgo global, incluido el tabaquismo, lo que pone de relieve la urgente necesidad de mejorar la dieta humana en los distintos países", dice la investigación.


Los expertos advierten que no basta con reducir la cantidad de azúcar, sal y grasa ingerida, sino que es necesario aumentar la inclusión de alimentos saludables en las comidas diarias.


Según las investigaciones, la mitad de las muertes y dos tercios de los casos de discapacidad registrados se deben a la baja ingesta de frutas y verduras, así como a la alta ingesta de sal, y en una entrevista con 'The Guardian', el principal autor del estudio, Ashkan Afshin, advierte que "cuando las personas aumentan el consumo de algo, tienden a disminuir el consumo de los demás".


Israel es el país con la tasa más baja de muertes relacionadas con la dieta


Aunque algunos países tienen altos niveles de frutas y verduras incluidas en su dieta predominantemente mediterránea, "ningún país tiene un nivel óptimo de consumo de todos los alimentos saludables", dice el experto. "Incluso en los países que tienen una dieta mediterránea, el consumo actual de muchos otros factores dietéticos no es ideal", explica.


Ashkan Afshin da el ejemplo de Israel, el país con la tasa más baja de muertes relacionadas con la dieta (89 por cada 100.000), seguido de Francia, España y Japón. Uzbekistán, por su parte, registró 892 muertes por cada 100.000 habitantes, la cifra más baja de la tabla.


Pero hay críticas a la investigación. Tom Sanders, profesor de nutrición del King's College de Londres, advirtió que este estudio se centra en la individualidad de los alimentos más que en la dieta en general. La obesidad, por ejemplo, "es causada por la ingesta de más energía alimentaria de la necesaria, en lugar de componentes dietéticos específicos como el azúcar".


"La tendencia de la gente a volverse cada vez más sedentaria es la principal razón por la que existe un desequilibrio entre el consumo y el gasto de energía, pero la mayor disponibilidad de alimentos ricos en energía hace que sea muy fácil comer en exceso", explica.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil