martes, 17 de septiembre de 2019 14:19
Comunicación

​La información falsa "amplifica" el movimiento de los chalecos amarillos en Francia

|

Los corresponsales de 'The Economist' y 'Financial Times' en París consideran que los falsos vídeos, imágenes y noticias se han difundido más entre los chalecos amarillos que la información producida por medios legítimos franceses y que esto ha permitido que el movimiento crezca en Francia.


Sophia Pedder, corresponsal económica y política de la revista 'The Economist' de París, y Simon Kuper, periodista del 'Financial Times', con sede en la capital francesa desde hace varios años, debatieron el tema "La información y el fin de la verdad: qué hacer frente a la crisis de la calidad de los medios de comunicación de calidad", invitados por la delegación de la Fundación Calouste Gulbenkian en París.


"No estoy diciendo que esta [información falsa] sea la única razón por la que los chalecos amarillos estén protestando. Tienen razones muy válidas para protestar y las preguntas que plantean son realmente pertinentes, pero la información falsa es un factor amplificador que justifica este fenómeno", explicó Sophia Pedder, quien señaló que mientras viajaba por Francia y hablaba con varios miembros del movimiento, encontró referencias a las mismas historias falsas que se difunden en las redes sociales. 


ChalecosamarillosenBruselas 1


Desde "la explotación francesa de los países africanos a través del uso del franco" hasta "las fotografías de un sangriento manifestante que, al fin y al cabo, son de una protesta en Madrid", el periodista -que también estudió en profundidad los grupos de Facebook de este movimiento- explicó que, como no es la primera vez que el periodismo se ocupa de una "propaganda" errónea, lo novedoso es la rapidez con la que se difunde esta información y el número de personas a las que llega.


El periodista también indicó que los vídeos difundidos por 'Russia Today' (RT) y 'Sputnik', medios de comunicación rusos presentes en Francia, tenían más puntos de vista que los vídeos producidos por medios de comunicación franceses como 'Le Monde' o 'Le Figaro'.


Para Simon Kuper, la gente nunca estaba realmente interesada en la verdad, sino en el entretenimiento. "La gente nunca quiso saber la verdad. ¿Por qué debemos dar prioridad a la verdad? La mayoría de la gente quiere entretenerse y tomar partido. Lo que ha cambiado es que hoy en día hay mucha más información falsa. Muchos estadounidenses creen que el 11-S fue organizado por el gobierno, pero en 2001 no tenían forma de propagar esas historias", dijo el periodista.


Otro problema que ha contribuido a la difusión de esta falsa noticia, según Sophia Pedder, es el declive del periodismo local. "Las grandes historias del periodismo eran para contar lo que realmente sucedió y eso fue muy bien hecho por el periodismo local. Pero este periodismo ha ido desapareciendo en el Reino Unido, en Estados Unidos y ahora el periodismo está mucho más centrado en las capitales", dijo el periodista de 'The Economist'.


Aunque está de acuerdo en que el periodismo se hace en las capitales y que muchos periodistas "quieren ser estrellas y llevarse bien sólo con políticos y gente famosa", Simon Kuper cree que el periodismo es aún más creíble que la información compartida en los medios sociales. 


"El periodismo comete errores, pero tenemos procedimientos para verificar nuestros hechos y si mentimos, seremos despedidos. Los periodistas son castigados por sus errores y eso no les pasa a las personas que escriben mentiras en Facebook. La gente no se da cuenta de todos los controles que existen en el periodismo", dijo, subrayando que incluso los casos en los que se descubre que un periodista ha publicado una historia falsa sólo muestran que estos controles están funcionando: 


"El Presidente Trump miente todos los días y sigue ahí". En cuanto a las posibles soluciones, Sophia Pedder dice que no hay una lista a seguir. "No tenemos las respuestas en una lista, estamos tratando de remediar la situación. La alfabetización mediática es interesante y es algo que están haciendo los franceses, pero es algo generacional, así que llevará algún tiempo. 


La investigación de muchos periódicos franceses también ayuda", dijo, dudando sobre la eficacia de la legislación y los problemas que plantea con la libertad de expresión. Esta conferencia fue organizada y moderada por Ricardo Soares de Oliveira, profesor de la Universidad de Oxford.

relacionada El gobierno francés anuncia reducción de impuestos para responder al movimiento de los 'chalecos amarillos'
relacionada Macron quiere prohibir manifestaciones de 'chalecos amarillos'

COMENTAR



Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil