sábado, 20 de julio de 2019 20:37
Cultura

Lo que sucedió 24 horas antes de la sobredosis de Michael Jackson

|

Ha pasado exactamente una década este 25 de junio desde que el mundo se enteró de la muerte del eterno 'Rey del Pop', Michael Jackson.


El artista sigue generando ríos de tinta. A veces por polémicas con menores, a veces por la aún presente y misteriosa muerte.


Pero, ¿qué pasó realmente en las 24 horas anteriores a la muerte de Michael Jackson? 


El cantante estaba preparando su regreso a la industria musical en 2009 cuando tuvo una sobredosis el 25 de junio, tres semanas antes de su primer concierto con la gira 'This Is It'.


Tenía 50 años y los que se vieron privados de él afirman que nunca había estado mejor.


Michael Jackson


El veterano coreógrafo Travis Payne pasó la tarde del 24 de junio trabajando con el exitoso músico. Como de costumbre, los ensayos comenzaron alrededor de las 12:00 y 13:00 y ese día Jackson y su equipo ensayaron todo el espectáculo de principio a fin por primera vez.


"Estaba espabilado, no había indicios de que algo estuviera mal", reveló Dorian Holley, directora vocal de Michael.


Michael Bearden, director musical, también estuvo con la estrella en ese ensayo. Él también aseguró que nada podía predecir que el músico no estaba bien: "Se veía crecer la confianza y se veía que físicamente era capaz de hacer todo lo que quería hacer".


Después de un ensayo de 12 horas, Michael dejó el Staples Center, un gimnasio en Los Ángeles donde había pasado la tarde y la noche trabajando, abrazó a Michael Dorian y le dijo: "Te amo, Mike".


Esta fue la última vez que el equipo de cantantes de 'Thriller' vio a la estrella.


Michael sufría de insomnio crónico durante los últimos años y dependía de una fuerte medicación para dormir, según J Randy Taraborrelli, el amigo cercano del artista en declaraciones al periódico británico 'Mirror'.


El médico de la estrella, Conrad Murray, tomó una serie de decisiones que habrán llevado a la muerte del artista ese día.


Murray, que cobraba 131 mil euros al mes, comenzó a ser presionado por la estrella para encontrar una solución para que pudiera dormir y estar lista para el regreso a los escenarios.


La receta para el desastre comenzó con una dosis de Valium, un medicamento con efecto calmante, luego con inyecciones de Ativan que produce relajación muscular, sedación y efecto calmante.


Ante la ineficacia de esta medicación, el médico le dio a Jackson un segundo sedante, Versed. Durante toda la noche, el cantante tomó dos dosis más de Ativan y dos más de Versed.


Conrad Murray dice que todo este medicamento no funcionó y fue Jackson quien le pidió que le administrara Propofol, el medicamento que lo mataría.


El último medicamento tomado por Michael Jackson generalmente se usa en pacientes en el hospital antes y después de la cirugía. 


Murray admitió que no era la primera vez que la estrella tomaba Propofol para dormir. Hasta el 22 de junio, Michael tomó el medicamento durante 60 noches, según el médico de la estrella.


Después de toda la noche sin poder dormir, y a petición de Michael, el médico le habrá dado al artista una dosis de Propofol alrededor de las 10:45. Murray dice que tenía todo el equipo necesario para monitorear al artista, incluyendo latidos cardíacos y máquinas para verificar los niveles de oxígeno.


El doctor asume que él dejó a la estrella sola para ir al baño. Cuando regresó, Michael ya no respiraba.


Murray dice que inmediatamente comenzó a intentar resucitar a la estrella y no llamó a los servicios de emergencia porque estaba ocupado tratando de salvar la vida de Jackson. Después de varios intentos, le gritó a Alberto Álvarez, uno de los guardias de seguridad del cantante, y le pidió que entrara a la habitación y limpiara todos los frascos, botellas y materiales para la medicación intravenosa antes de llamar a a emergencias.


La llamada se hizo alrededor de las 12:21, unas dos horas después del paro cardíaco de Michael.


Cuando llegó la policía, la habitación de Michael estaba llena de botellas de pastillas, jeringas, tanques de oxígeno y materiales para medicamentos intravenosos.


Los paramédicos no reconocieron inmediatamente al artista, que estaba pálido, ligero y rodeado de medicamentos, suministros médicos para la medicación intravenosa.


Michael fue declarado muerto después de llegar al hospital.


Conrad Murray fue condenado por homicidio involuntario en 2011. Fue condenado a cuatro años de prisión, pero cumplió menos de la mitad de su condena.

relacionada Sale a la luz el video del primer interrogatorio a Michael Jackson por abuso sexual
relacionada ​Sale a subasta el sombrero que usó Michael Jackson en uno de sus vídeos

COMENTAR



Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil