lunes, 19 de agosto de 2019 14:30
Editorial

ADIOS SALVO, ADIOS CAMILLERI

Manuel Fernando González Iglesias
Manuel Fernando González Iglesias

A Coruña, 1952

El viaje por la vida de Andrea Camilleri ha sido un regalo para todos los que cada verano hemos esperado impacientes sus novelas, en las que revivía la figura de Salvo Montalbano y sus compañeros de peripecias, quienes nos han hecho felices a la manera siciliana de hablar y saborear el mundo mediterráneo.


En este verano de su adiós, tampoco nos ha fallado el maestro, que ha sido capaz de hacer llegar a las librerías la 27ª entrega de su admirado personaje aunque, los que saben de sus cosas, nos aseguran que no será la última, ya que en el cajón de su mesa de trabajo ha guardado una nueva obra, la postrera. De momento, El Cocinero de Alcyon es ya la novela más vendida en Italia. No olvidemos que Camilleri lleva vendidos 35 millones de ejemplares, una auténtica barbaridad, y eso que comenzó a escribir con 53 años cumplidos, un verdadero veterano. Al final dejará un legado de 104 libros traducidos a 120 lenguas y una legión infinita de admiradores y de admiradoras.


El escritor Andrea Camilleri con el actor  Luca Zingaretti, el Comisario Montalbano de la televisiu00f3n

El escritor Andrea Camilleri con el actor Luca Zingaretti, el Comisario Montalbano de la televisión / negoziosolidarieta.mondoraro.org/


Reconozco que su fervor por Manolo Montalbán, que dio nombre al famoso Comisario Montalbano, me ha marcado siempre y me ha predispuesto a releer a Camilleri con enorme adición. El doblaje de la serie por parte de la televisión española ha sido muy bueno, incluso superando la entonación siciliana, solo perceptible en el original de la RAI, que quedaba compensada por la calidad de la interpretación hablada de los actores españoles de doblaje que era y es excepcional.


Como Manuel Vázquez Montalbán, Camilleri era comunista y ateo, y como a su admirado amigo, también le falló el corazón, solo que el italiano se murió en su casa romana, mientras que el catalán de origen gallego nos dejaría mucho antes, pero en la muy lejana Bangkok. Puro humor negro made in Galicia.


A estas horas, como buenos sibaritas que eran y demostraban en sus novelas, seguro que están celebrando el reencuentro en algún tugurio de San Andrés de Teixido, mientras discuten sobre el nuevo autor o autora que se van a buscar para que les sustituya cada verano en los venideros capítulos de Salvo Montalbano, porque si no lo hacen a mí y a muchos más nos van dejar tristes y solos como Fonseca.


Camilleri y Vázquez Montalbán, ¡que par de genios!



Artículo original publicado en catalunyapress.es

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil