viernes, 18 de octubre de 2019 02:59
Cultura

El filósofo ​Fernando Savater sale en defensa del nacionalismo español

|

El filu00f3sofo Fernando Savater



El filósofo y escritor Fernando Savater considera que el "único nacionalismo malo" es aquel "que excluye a otros", una característica que, en su opinión, no se da en el nacionalismo español, pero sí en los nacionalismos catalán y vasco.


"A mi me parece estupendo un nacionalismo que dice que España es maravillosa y todo lo que hay dentro de ella también, el problema es decir 'aquí somos así y el que no sea así que se vaya'. El nacionalismo español no es excluyente, en cambio hay nacionalismos catalanes y vascos que sí lo son", ha subrayado en una entrevista con Europa Press por su nuevo libro de memorias 'La peor parte' (Ariel), dedicado a su mujer Sara Torres, fallecida en 2015.


En esta línea, Savater ha señalado que, a su juicio, el nacionalismo que defiende Vox reivindica que todas las regiones españolas son iguales, al tiempo que ha asegurado que, a pesar de sus discusiones con Santiago Abascal por algunas de sus ideas, le tiene respeto porque "es una de las personas que ha luchado por lo que había que luchar".


Así, el escritor recuerda en su obra, que define como unas "memorias de amor", algunos de los momentos más destacados que vivió junto a su mujer, con la que compartió 35 años de su vida, e intenta contar "un caso grave de amor", incluyendo los secretos que ambos ocultaban al otro.


A pesar de que considera que nunca ha sido un hombre pudoroso, "pero tampoco exhibicionista", asegura que en este caso ha escrito como si su mujer le mirara "por encima del hombro". "Ella no era mojigata, pero no te quería decir su fecha de nacimiento o el nombre de su padre, no quería escribir nada que le molestara", ha apostillado.


Entre algunas de las intimidades que el autor cuenta en este libro, destacan sus infidelidades, de las que asegura no arrepentirse porque a su mujer "no le preocupaban esas cosas" y "distinguía entre lo que era amor y lo que eran pasatiempos".


Sin embargo, Savater considera que sí falló a su mujer en algunas ocasiones, especialmente durante los años en los que estuvo enferma porque entró "en pánico". "Tenía que haber sido más firme para haberla ayudado mejor, pero creo que todo lo que hice fue para peor. No la curé, pero sí la torturé un poco con esas cosas", confiesa.


Por otra parte, otro de los temas que más han rodeado siempre al escritor, y que también cuenta en 'La peor parte', es su cercanía a la izquierda anarquista y al grupo terrorista ETA, al que su mujer perteneció durante su juventud, así como su "camino de transformación y de buscar nuevas relaciones".


Savater subraya que nunca perteneció a grupos violentos y confiesa que aún simpatiza con algunas de las ideas que tenía en su juventud. Asimismo, apunta que muchas de aquellas ideas "románticas" fueron cambiando debido a las experiencias que su mujer le contaba de su etapa como militante en ETA.


"Fue un camino de transformación conjunto, pero ella siempre tuvo menos prejuicios que yo, que venía de la izquierda extraoficial. Sara tenía la idea de que había gente buena y gente mala y de que había que apoyar a los pobrecillos", ha señalado.


Así, asegura que actualmente ya está más desvinculado de la política porque "con una desagracia tan grande uno empieza a mirar el mundo desde un dron", aunque afirma que todavía le queda de vez en cuando algún resquicio de "mala leche y rabia" y que la investidura de Pedro Sánchez le "da igual".


"LAS ADVERSIDADES ME DIVIERTEN"


El filósofo destaca como un momento "bastante desagradable" de esta etapa la amenazada de muerte que sufrieron ambos por parte del grupo terrorista y afirma que no le asusta "un matón o un tío con pistola", sino el sufrimiento por las personas que quiere.


Así, sostiene que, a pesar de que fue algo que les limitó la vida, vivir bajo la amenaza de ETA les unió más porque "se descubre un mundo de temores de cada uno que de otra manera no se conocerían" y asegura que siempre le han divertido las adversidades hasta el fallecimiento de su mujer. "Me divertí en la cárcel con Franco, me divertí después peleando contra ETA porque me estimulaban las adversidades, pero esto sí ha dolido de verdad", ha subrayado.


Con este libro, Savater, que ha escrito en múltiples ocasiones sobre la alegría, presenta una cara de su vida en la que cuenta qué pasa cuando ésta se va. "Me parecía honrado contar qué pasa cuando se va, que la alegría es maravillosa pero es frágil y que de tristeza tampoco se muere uno", destaca.


Así, a pesar de que asegura que no va a escribir más libros, el escritor no descarta editar alguna obra con recopilaciones de artículos. "Este es el último y el que más me ha costado, la motivación que tenía para escribir libros ya no la tengo", sostiene.

COMENTAR



Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil