lunes, 18 de noviembre de 2019 01:49
Opinión

SE HA CUMPLIDO EL "LO VOLVEREMOS HACER". ¿MÁS VOTOS?

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

El más común de los sentidos, la responsabilidad, el deber de gobernar para todos, la tolerancia y la decencia política e institucional han dejado de ser visibles en Catalunya. Ocurre en el Gobierno, en algunos ayuntamientos y en el Parlament de Catalunya, donde en la tarde de este jueves, el espectáculo ofrecido por sus señorías -unos más que otros- ha sido más que lamentable y un pésimo ejemplo de lo que no debe ser la cámara catalana.


Carrizosa y Maragall en el Parlament tras la prisión incondicional de los CDR


El eslogan tan utilizado en los últimos tiempos 'lo volveremos hacer' ha pasado de la teoría a la práctica, teniendo como escenario el Parlament, donde se ha aprobado, por 69 votos a favor y 25 en contra, una propuesta de la CUP en la que se defiende "la legitimidad de la desobediencia civil e institucional". El texto sigue defendiendo también que el Parlament reconoce que Catalunya ejerció el derecho de autodeterminación el 1 de octubre, pese a que el Tribunal Constitucional lo anuló en su día. Los partidos independentistas se han vuelto a poner de acuerdo para saltarse la legalidad vigente, la Constitución, el Estatuto y todo lo que haga falta denunciando la falta de democracia que les permiten a ellos hacer lo que están haciendo.


La línea roja se ha vuelto a traspasar en la segunda institución de Catalunya. ¿Provocación? Está muy claro que ha sido así. El problema es que con estas acciones autoritarias están poniendo en peligro la democracia del país, en unos tiempos que ya son electorales. Hay que recuperar el voto de los desencantados, en contra del resto de la ciudadanía. ¿Piden la aplicación del 155 para conseguir más diputados? Eso parece. La democracia, para ellos, es como una carta gastronómica en la que eligen lo que mejor les van a sus "gusto". El problema es que el precio lo pagan otros que nada tienen que ver.


Para rematar la sesión de control, se armó la marimorena cuando se conocía que el juez de la Audiencia Nacional había dictado prisión incondicional para los siete detenidos de los CDR a los que se les acusa de pertenencia a organización terrorista y tenencia de explosivos. El portavoz de los antisistema pidió al presidente que suspendiera el plenario y convocara a la Mesa, petición que fue rechaza. Acto seguido, los cupaires abandonaron sus asientos. Fue a partir de ahí cuando los representantes de ERC y JXC intervinieron con gritos a favor de la libertad de los CDR detenidos. Ahí, el diputado de Ciudadanos Carlos Carrizosa manifestó que se sentía amenazado por aquellos que apoyaban el terrorismo. Tras abucheos y gritos, finalmente Carrizosa fue expulsado del hemiciclo.


Las actitudes de unos y otros no dejan en buen lugar a sus señorías. El Parlamento es un lugar de respeto a las leyes, la justicia y a las diferencias ideologías. Solo los socialistas y los populares supieron estar a la altura.


Que el presidente de la Generalitat aliente a los CDR es realmente preocupante. Una cosa es defender la presunción de inocencia de los detenidos y otra es afirmar que son presos de conciencia. Hasta ahí podía llegar un presidente que quiere pasar a la historia por sus actos de desobediencia y no por su gestión en pro de todos los ciudadanos de Catalunya. Torra no debe hacer permanentemente de pirómano, sino de bombero.


El diálogo que reclaman los independentistas con su Gobierno a la cabeza no es creíble, por mucho que vendan la moto. Las leyes no deben pasárselas por la entrepierna, hay que respetarlas, recurrirlas si no se está de acuerdo e intentar con otras fuerzas parlamentarias cambiarlas. Lo que no se debe hacer es saltárselas cuando a uno no le benefician. Malos tiempos para la política, otoño caliente y desquicio político.


'Se ha cumplido el "lo volveremos hacer". ¿Más votos?' es un original de catalunyapress.es

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil