sábado, 25 de enero de 2020 19:17
Internacional

Impeachment contra Trump pasa a la siguiente fase

|

La presidenta de la Cu00e1mara de Representantes de EEUU, Nancy Pelosi


"Las acciones del presidente han violado seriamente la Constitución", dice Nancy Pelosi. La Presidenta de la Cámara de Representantes anuncia así el paso a la siguiente etapa del proceso de destitución contra Donald Trump, con el Comité Judicial de la Cámara escribiendo artículos de acusación para la destitución del jefe de Estado. A continuación, se someterán a votación.


La presidenta de la Cámara de Representantes, por mayoría democrática, asegura que "nadie en América está por encima de la ley" y subraya que "el presidente ha abusado de su poder para su propio beneficio político en detrimento de nuestra seguridad nacional".


La Casa Blanca reaccionó rápidamente a través del portavoz. "El presidente Pelosi y los demócratas deberían estar avergonzados. Donald Trump no ha hecho nada más que liderar nuestro país - resultando en una economía próspera, más empleos y un ejército más fuerte, por nombrar sólo algunos de sus logros. No podemos esperar a un juicio justo en el Senado.


Incluso antes de que Pelosi anunciara el paso a la siguiente fase del juicio político, Trump había utilizado Twitter para comentar esta posibilidad. "Los demócratas perezosos tuvieron un mal día en la Cámara ayer. No tienen argumentos para un juicio político y están perjudicando a nuestro país. Pero nada les importa, están locos. Así que, si van a despedirme, que sea rápido ahora, para que podamos tener un juicio justo en el Senado y para que nuestro país pueda volver a la normalidad".



¿QUÉ VIENE AHORA?


Pelosi pidió a Jerry Nadler, presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, que redactara los artículos del juicio político. Según la Constitución de Estados Unidos, para ser objeto de un procedimiento de destitución, un presidente debe ser acusado de traición, soborno u "otros delitos graves". El proceso sólo avanza después de que el plenario de la Cámara de Representantes vota para aprobar los artículos del juicio político.


Ahora, el Comité Judicial de la Cámara de Representantes, después de que se hayan completado las audiencias de los diversos testigos, redactará un artículo para cada uno de los delitos que considera que han sido probados. Estos artículos serán sometidos a votación en el Pleno por separado.


Si una mayoría simple de la Cámara -donde los demócratas tienen mayoría- vota a favor de uno de estos artículos de acusación, el caso va al Senado, donde el presidente de la Corte Suprema (en este caso, John Robert) presidirá el juicio. En el Senado, para que se proceda a la destitución se requieren dos tercios de los votos. Un escenario que parece difícil de lograr, ya que los republicanos tienen mayoría en esta Cámara y hasta ahora prácticamente ningún senador de este partido ha estado a favor de impugnar al presidente.



RAZONES SUFICIENTES PARA EL JUICIO POLÍTICO


Nancy Pelosi se reunió con los representantes demócratas el 4 de diciembre y les preguntó si estaban dispuestos a seguir adelante con la redacción de los artículos del juicio político contra el Presidente, basándose en el resultado de las audiencias de investigación celebradas hasta el momento, cuando el caso pasó de la Comisión de Inteligencia a la Comisión Judicial.


Tres de los cuatro expertos en Derecho Constitucional escuchados por el Comité Judicial de la Cámara de Representantes consideraron que los intentos de Trump de presionar al presidente ucraniano Volodymyr Zelenskiy para que investigara al hijo de Joe Biden, uno de los favoritos a la candidatura demócrata para las elecciones presidenciales de 2020, eran motivos suficientes para un juicio político.


El cuarto jurista, el único convocado por los republicanos, advirtió de las fallas de la investigación de impugnación, considerando que presenta riesgos porque está demasiado basada en información de segunda mano.


Se espera que los artículos de despido declaren que Trump buscó un beneficio político personal para su nueva candidatura presidencial al abusar de su posición en la Casa Blanca al amenazar con retener una importante ayuda financiera a Ucrania si el gobierno de Zelenskiy no investigaba al hijo de su oponente electoral.


NINGÚN PRESIDENTE DE LOS EEUU HA SIDO DESTITUÍDO


Pero este argumento está dividiendo profundamente a los dos partidos en el Congreso, con los demócratas diciendo que no hay duda sobre los hechos que apoyan el juicio político y los republicanos alineándose con la tesis de Trump de que todo es sólo una "caza de brujas" por motivos políticos para socavar las ambiciones electorales del presidente.


Mirando hacia atrás, la verdad es que un presidente nunca ha sido despedido. Sólo tres presidentes estadounidenses fueron acusados: Andrew Johnson en 1868, Richard Nixon en 1974 y Bill Clinton en 1999.  Uno por despedir a la secretaria de guerra en ausencia del Senado, otro por espionaje y el tercero por mentir sobre relaciones sexuales con un interno de la Casa Blanca. 


Ninguno fue destituido: Johnson y Clinton fueron absueltos; Nixon renunció antes de que comenzara el juicio.

relacionada Impeachment a Trump: informe dice que hay "evidencias abrumadoras" contra el presidente
relacionada ​El embajador norteamericano ante la UE confirma que presionó a Ucrania por orden de Trump

COMENTAR



Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil