jueves, 23 de enero de 2020 03:56
Internacional

Finlandia tendrá a la primera ministra más joven del mundo

|

Sanna Marin  Pekka Flander SDP


La ministra de Transporte de Finlandia, Sanna Marin, de 34 años de edad, ha sido elegida como la próxima primera ministra del país, lo que la convertirá en la más joven -y la tercera mujer- en ocupar el cargo.


El gobernante Partido Socialdemócrata (SPD) de Finlandia ha elegido a Sanna Marin para sustituir a Antti Rinne, quien dimitió el martes después de que uno de los partidos de la coalición gobernante, el Partido del Centro, le retirara la confianza política.


Este anuncio implicó la dimisión formal del ejecutivo del SDP, que ganó las elecciones de abril, el Partido de Centro, los Verdes, la Alianza de Izquierda y el Partido Popular Sueco de Finlandia.


Sanna Marín es vicepresidenta del partido, parlamentaria desde 2015 y hasta esta semana fue ministra de Transportes y Comunicaciones. Según los periódicos finlandeses Helsingin Sanomat e Ilta-Sanomat, citados por la agencia Associated Press, Sanna Marin se convertirá en el jefe de gobierno en funciones más joven del mundo.


Finlandia ocupa la presidencia de turno de la Unión Europea (UE) hasta finales de año, por lo que es probable que los eurodiputados aprueben en breve el nombramiento de Sanna Marín para que pueda representar a Finlandia en la cumbre de líderes de la UE que se celebrará en Bruselas los días 12 y 13 de diciembre.


La crisis política finlandesa comenzó con un proyecto de la empresa pública Correos de Finlandia (Posti) para trasladar a unos 700 trabajadores a un nuevo convenio colectivo menos favorable en nombre de la competitividad.


En septiembre, la cuestión fue objeto de fuertes críticas por parte de la ministra de Participación del Estado, Sirpa Paatero, miembro del partido de Antti Rinne.


La crisis se agravó en noviembre cuando los sindicatos convocaron una huelga de dos semanas.


El movimiento es muy representativo y cuenta con el apoyo de trabajadores de otros sectores económicos, que han suspendido el trabajo "por simpatía", como permite la legislación finlandesa.


Los sindicatos exigen saber si el estado, el accionista mayoritario, ha aprobado el proyecto de ley.


El ministro hizo varias declaraciones ambiguas, y el 28 de noviembre se pidió al Primer Ministro que se explicara, negando que el Gobierno hubiera aprobado el proyecto de dirección de la Oficina de Correos, que, sin embargo, fue rechazado al día siguiente por el presidente del consejo de administración de la empresa.


Antii Rinne reaccionó anunciando la renuncia del ministro, pero los partidos de la coalición consideraron la decisión con retraso y exigieron votar una moción de confianza en el parlamento. Con la renuncia, la moción se anuló.

COMENTAR



Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil