martes, 5 de julio de 2022 18:15
Ciencia e investigación

Un estudio sugiere que el té verde alarga la vida más que el negro

|

Una taza de te verde, infusiu00f3n


Un estudio reciente sugiere que beber té al menos tres veces a la semana podría reducir el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular y se relaciona con una vida más larga y saludable, al menos en China.


Investigadores chinos encontraron que los beneficios de salud asociados con el té eran más relevantes para los consumidores de té verde, en lugar de té negro, y para los que habían estado bebiendo té regularmente durante un periodo de tiempo más largo. Los beneficios también fueron más claros entre los hombres, indica el estudio.


Los investigadores analizaron datos de 100.902 chinos sin antecedentes de ataque cardiaco, accidente cerebrovascular o cáncer y los dividieron en dos grupos: los bebedores habituales que bebían té tres o más veces a la semana, los que nunca lo habían hecho y los que lo bebían con menos regularidad. Hicieron un seguimiento con ellos después de un período de siete años.


Su análisis hayó que los bebedores habituales de té tenían un riesgo 20% menor de tener enfermedades cardíacas y apoplejías, y un riesgo 22% menor de morir de enfermedades cardíacas y apoplejías. 


Específicamente, encontraron que los bebedores regulares de té podían esperar vivir 1,26 años más a la edad de 50 años que aquellos que no disfrutaban regularmente de una taza de té.


"Encontramos que los efectos protectores del consumo habitual de té eran muy pronunciados y robustos a través de diferentes resultados para los hombres, pero sólo modestos para las mujeres", comentao el Dr. Dongfeng Gu, del Centro Nacional de Enfermedades Cardiovasculares de China, el Colegio Médico de la Unión de Pekín y la Academia China de Ciencias Médicas, a 'CNN'.


"Una razón podría ser que la proporción de consumidores habituales de té entre los hombres era aproximadamente dos y medio [veces] más alta que la de las mujeres", señala. Alrededor del 48% de los hombres del estudio eran bebedores habituales de té, en comparación con el 20% de las mujeres.


Gu dice que las mujeres chinas son más propensas a beber té de hierbas hecho de capullos de rosa o de hojas de loto, pero esta información no se incluyó.


En su análisis, los investigadores controlaron algunos factores como el tabaco, la bebida, la dieta y la actividad física que podrían haber explicado la relación entre el consumo de té y la longevidad. Sin embargo, como estudio observacional no puede establecer causa y efecto, sólo asociación.


NEGRO vs VERDE


Los beneficios asociados con el consumo de té negro "no fueron estadísticamente significativos", indica Gu, pero eso podría deberse a que hubo muchos menos bebedores de té negro incluidos en el estudio, sólo alrededor del 8% de los bebedores de té habituales que participaron en el estudio dijeron que preferían el té negro.


Gu comenta que el té verde es una fuente más rica en flavonoides, especialmente polifenoles de té, y que estos compuestos bioactivos podrían ser protectores contra la enfermedad cardiovascular. Aunque proviene de la misma planta y contiene la misma cantidad de cafeína, el té negro se procesa de forma distinta al té verde después de su recolección.


"El té negro está completamente fermentado y los polifenoles del té podrían oxidarse en pigmentos e inactivarse durante la fermentación. Por tanto, el té verde tiende a ser más eficaz que el negro en la antioxidante, mejorando el perfil de lípidos en la sangre, y a su vez, a ser más eficaz en la protección cardiovascular", señaló Gu.


Gunter Kuhnle, profesor de nutrición y ciencia alimentaria de la Universidad de Reading en el Reino Unido, que no participó en el estudio pero que lleva a cabo una investigación sobre la asociación entre los flavonoides y la salud, dijo que actualmente no se sabe cómo el té, o los compuestos que se encuentran en él, afectan la salud.


"El efecto antioxidante de los polifenoles encontrados en el té ha sido asumido por mucho tiempo como responsable, pero esto ha sido rotundamente desmentido en la última década. Algunos de los compuestos encontrados en el té podrían tener un efecto beneficioso, pero esto todavía está siendo investigado", dijo al Science Media Centre (SMC) en Londres.


Como la bebida más popular del mundo después del agua, Gu dijo que los hábitos de consumo de té variaban de un lugar a otro y que los hallazgos podrían no aplicarse a los países occidentales, donde el té negro era una opción más popular, a menudo tomado con leche o azúcar.


"El consumo de té forma parte de un patrimonio cultural, y sus efectos sobre la salud podrían ser confundidos por otros patrones de alimentación y bebida, por ejemplo, el consumo de otros alimentos o bebidas ricos en flavonoides como el café".


Las conclusiones de investigaciones anteriores sobre los beneficios para la salud del té han sido inconsistentes, dijo Gu, y el estudio señaló que el té verde se había asociado con un menor riesgo de enfermedad cadiovascular en Japón, pero en el Reino Unido no se observó ninguna relación con el té negro tomado con leche.


COMENTAR

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil
CLABE