sábado, 28 de marzo de 2020 18:47
Internacional

​Suiza vota para poner fin a la libre circulación con la UE

|

Urnas 1 1 1


Suiza vota el 17 de mayo sobre el final de un acuerdo con la Unión Europea sobre la libre circulación de personas, propuesto por la derecha populista pero rechazado por el gobierno y, según las encuestas, por la mayoría de los votantes.


La fecha de la consulta popular "Por una inmigración moderada" fue fijada este miércoles 15 de enero en la reunión ejecutiva semanal.


Suiza se rige por un sistema de democracia semidirecta que permite que las iniciativas populares se sometan a referéndum y, si se aprueban, se consagren en la constitución.


La iniciativa pide que Suiza "regule de forma autónoma la inmigración de los extranjeros", lo que, de ser aprobada, supondrá la derogación del acuerdo de libre circulación de personas entre Suiza y la UE


Suiza tiene muchos acuerdos bilaterales con la UE, pero ha tenido claras diferencias en materia de inmigración desde 2014, cuando los suizos votaron para introducir cuotas anuales para los inmigrantes.


Los términos de esta iniciativa se han relajado en la legislación aprobada en el parlamento suizo en 2016, que establece en lugar de cuotas una preferencia nacional para la contratación de trabajadores y formalidades adicionales para las empresas con sede en el país que quieran contratar trabajadores de los países de la UE.


La iniciativa que ahora se somete a votación obliga al gobierno a negociar con Bruselas para poner fin al acuerdo de libre circulación celebrado en 1999 en el plazo de un año o, si las negociaciones fracasan, a denunciar el pacto unilateralmente.


La iniciativa surgió de elementos de la mayor fuerza política del país, la Unión de Centro Democrático (UDC, una derecha populista), que a menudo ha provocado polémica con carteles de contenido xenófobo, y el grupo de presión de la Acción por una Suiza Independiente y Neutral (ASIN).


El gobierno se opone a la iniciativa, argumentando que amenaza el empleo y que, debido a una "cláusula de guillotina", la terminación unilateral del acuerdo podría poner en peligro otros tratados concluidos con la UE, como el de Schengen y el de Dublín.


Una encuesta en línea de la compañía Tamedia, publicada el 5 de enero, consultó a 11.000 personas en todo el país y concluyó que el 58% está en contra, el 35% a favor y el 7% no tiene opinión al respecto. La encuesta tiene un margen de error de dos puntos porcentuales.

COMENTAR

Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil